Fenalco advierte que no hay sobreoferta de camiones en el país

El gremio cuestiona el esquema de chatarrización 'uno a uno' a través de la póliza que se implementó en el 2005.

Redacción Motor

05:47 a.m. 03 de mayo del 2013

En una carta dirigida a la ministra de Transporte, Cecilia Álvarez-Correa, el presidente de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco), Guillermo Botero, alertó sobre la grave problemática que vive el sector transportador de carga y los riesgos que esta situación puede generar en la economía.

El ‘florero de Llorente’ sigue siendo la política de chatarrización de camiones a través de la póliza que se implementó en el 2005. “El Gobierno no ha podido diseñar un esquema eficaz y eficiente de chatarrización que logre la confianza de los comerciantes y de los propietarios de estos vehículos”, afirmó Botero.

Y agregó que solo ha sido un mecanismo exitoso para recaudar cerca de un billón de pesos de origen privado, “que hoy reposan en las arcas del tesoro nacional o en papeles de deuda pública sin cumplir el objetivo para el que fueron recaudados, es decir, para chatarrizar camiones viejos”.

Fenalco asegura que el esquema actual está frenando la economía a través de la prohibición de venta de nuevos vehículos. “... Lo que sí puede existir es un altísimo inventario de vehículos obsoletos, cuyos costos de operación son muy altos y que requieren precisamente su renovación, por lo que prohibir la venta de camiones agravará el problema”, dijo Botero.

El dirigente gremial le dijo a la Ministra de Transporte que los 130 mil millones de pesos que se destinarán este año para la chatarrización y reposición de camiones pesados solo alcanzarían para unos 2.600, cuando la venta de este tipo de vehículos es de aproximadamente 10 mil unidades al año.

Según Botero, la economía está demandando cuatro o cinco veces más de esos 130 mil millones de pesos. “Se ve a todas luces que el modelo de chatarrización ‘uno a uno’ no funciona”. Así mismo, alertó sobre el riesgo que corren las empresas e importadores de camiones que hoy tienen unas tres mil unidades en inventario, ya que podrían sufrir cuantiosas pérdidas y afectar su viabilidad financiera.

Las cifras del Registro Único Nacional de Transporte (Runt) indican que las matrículas de camiones cayeron en el pasado mes de marzo un 64,73 por ciento. Según Fenalco, al restarle los vehículos de menos de 10.500 kilogramos de PBV (Peso Bruto del Vehículo), es decir, los llamados ‘camiones livianos’ que se pueden vender sin póliza, las ventas de pesados quedarían casi en ceros.

Por todas estas razones, Fenalco considera que el Gobierno debe tener en cuenta “que mientras no haya ventas, será imposible para estas empresas cumplir con sus costos operativos, lo que hará que en la práctica se vuelvan inviables”.

Y concluye que ante la prohibición impuesta de vender camiones, en corto tiempo se presentará un incremento de los fletes que afectarán la competitividad del comercio exterior.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.