Fiat pierde 15 mil dólares por cada 500 eléctrico vendido en Estados Unidos

Por esta razón el CEO de Fiat Chrysler, Sergio Marchionne, le pidió a la gente que no compre esta versión del pequeño compacto que cuesta el doble del que tiene motor de combustión.

Redacción Motor

09:45 p.m. 27 de mayo del 2014

Es bastante curioso, por no decir extraño, que el mandamás de una marca de autos pida que no le compren sus carros. Y más aún si estos son eléctricos, uno de los tipos que más favorabilidad encuentran entre el público y los gobiernos por sus nulas emisiones contaminantes.

Pero esta no fue una salida en falso del CEO de Fiat Chrysler, Sérgio Marchionne, quien efectivamente solicitó que no comprarán más el 500 con motor eléctrico en Estados Unidos debido a las enormes pérdidas que esto representa para su compañía.

Y aunque esta petición pueda parecer una salida en falso, tiene su merecida justificación. Para poder vender carros en California las compañías, por ley, debían tener en su portafolio algún carro eléctrico. En esa medida Fiat, con la esperanza de vender su compacto urbano, desarrolló el proyecto del 500e pero sin tener las cuentas claras.

Ahora con el tiempo, Marchionne se dio cuenta que cada carro de estos tiene un precio de casi 30 mil dólares, el doble de lo que cuesta el 500 con motor de combustión, y que además pierde unos 15 mil dólares con cada unidad. Por eso hizo esta curiosa solicitud durante una conferencia en el país norteamericano y aseguro ser lo bastante honesto como para reconocer públicamente esta verdad.

Marchionne agregó que la única compañía que recibe utilidades vendiendo eléctricos es Tesla, y añadió que si fabricara más 500e "de los estrictamente necesarios" para cumplir con la ley, Fiat estaría obligada a pedir otro rescate económico al gobierno estadounidense, pues aunque las ventas de este tipo de carros están cada vez más bajas, en abril se vendió un 25% menos que en el mismo mes de 2013, la cifra sigue siendo muy alta para Fiat, con más de 11.500 unidades durante este mes.

Y es que el costo de incorporar esta nueva tecnología en sus vehículos para la mayoría de las marcas se hace a pérdida, pero estas trabajan a largo plazo pues en las mismas palabras del CEO de Fiat, para dentro de unos 10 años, aspiran a que entre el 50 y 75 por ciento de las ventas de Chrysler en Estados Unidos sean de vehículos híbridos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.