Fibra de carbono: 35 años en la industria automovilística

A pesar de ser un material que se aplica hace más de tres décadas y de  demostrar sus cualidades, es un material que no se ha masificado.

Por Redacción Motor

02:52 p.m. 04 de mayo del 2016
Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

La fibra de carbono empezó a usarse en la aeronáutica desde los años 60 pero sólo sería hasta comienzos de los 80 cuando este polímero compuestos, que ofrece menos peso y mayor resistencia, se empezara a probar en la industria automotriz.

Pero para que se lograra ese salto cualitativo, primero se probó en el laboratorio más avanzado que tiene este sector: la Fórmula 1.

Y sería McLaren, en un grupo que encabezó Ron Dennis, la escudería que decidió trasladar desde la rama aeronaútica este nuevo material a comienzos de los años 80 para configurar un monoplaza revolucionario.

En 1981 se presentó el monoplaza MP4/1 que se había fabricado en fibra de carbono, un material que le permitiría total ductilidad en el proceso de 'armado' y al final mayor resistencia que el acero y menor peso que el aluminio.

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono MP4/1

Y el lugar de presentación fue la pista de Silverstone y la fecha fue el 6 de marzo de esa temporada. Allí se dio inicio a una nueva era en la Fórmula 1, y como consecuencia en la industria automotriz, pues el material probó no sólo un mayor rendimiento y eficiencia en términos deportivos, sino también más seguridad.

En cifras, el futuro de este material estaba consolidado. En esas primeras pruebas, antes de poner el monoplaza en la grilla, se comprobó una resistencia 2.5 veces superior a la del aluminio y frente al anterior monoplaza de la escudería, este MP4/1 pesaba un 30 por ciento menos.

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

Y la seguridad se demostró en las pruebas que la escudería británica hacía en el circuito de Monza. Un piloto de pruebas se salió de la pista a 250 kph y se estrelló contra las barreras. Sólo quedó intacto el monocasco de fibra de carbono y el conductor pudo salir ileso de semejante choque.

A partir de ese momento, este material se convirtió en el más avanzado para la fabricación de chasises y piezas de alta resistencia. Sin embargo por sus costos de fabricación no se ha popularizado y principalmente se utiliza en la fabricación de súper deportivos.

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono

Monocasco McLaren en Fibra de Carbono MP4/8

En este camino, por el momento es BMW la marca que lleva la delantera pues implementó la producción en masa de estructuras 'tejidas' en esta fibra para su división de carros eléctricos, como el i3 y en el uso de algunas piezas para los carros tope.

Esta producción a gran escala con este material es el primer paso para volver popular un material que ya permite tener carros con un 40 por ciento menos de peso y que pueden brindar una seguridad del más alto estándar.

BMW i3 2016

BMW i3 2016

Además, su uso se relaciona con menos emisiones, menor utilización de combustibles y mejor desempeño, claves también para tener mejores carros, más amigables con el medio ambiente y más seguros, para el futuro.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.