Ford se inspira en el chocolate para fabricar carros más livianos

En este delicioso alimento y su proceso de fabricación se inspiró para crear una nueva tecnología denominada MuCell, a partir de una textura similar ala de un panal.

Redacción Motor

09:50 p.m. 15 de abril del 2011

En una búsqueda sin fin por encontrar y producir todos los recursos que les permitan bajar el peso, reducir el consumo y las emisiones y obtener un mejor resultado de los motores, es lo que han estado realizando desde hace años los ingenieros e investigadores de las diferentes fábricas automotrices.
 
Para Ford, el panorama no ha sido diferente. Tan es así que los empleados de esta industria americana han inspirado su tecnología en los más remotos objetos del mundo, como el chocolate.
 
En un día de trabajo, un ingeniero se comió un chocolate denominado Aero de Nestlé y fue con la textura, el sabor y el peso ligero que comenzó preguntarse cómo está hecho y por qué es tan liviano y resistente a la vez. Y en ese delicioso alimento y su proceso de fabricación se inspiró para crear una nueva tecnología denominada MuCell.
 
Ese chocolate en específico está fabricado a partir de una microtextura similar a las celdas de una colmena de abejas. Esos espacios lo hacen más ligero, pero igualmente compacto, y no compromete la durabilidad. La misma teoría fue utilizada en Ford para fabricar ciertos componentes del plástico.
 
Explicado por los mismos ingenieros, la tecnología MuCell consiste en inyectar gas a algunas partes fundidas del plástico para formar burbujas microscópicas en su interior. Esto permite obtener el mismo volumen de plástico, pero con una densidad menor y, por lo tanto, más liviano.
 
"La inspiración del chocolate para la fabricación de estructuras plásticas con el sistema de nido de abeja disminuye un 20 por ciento del peso, mejorando la economía de combustible y las emisiones, sin comprometer la durabilidad", explican los ingenieros de Ford. Esta reducción en el peso puede ser de entre 100 y 300 kilogramos, dependiendo del carro.
 
De hecho la inyección de gas en el moldeado del plástico hace que el procedimiento de fabricación se realice en menos tiempo, utilizando menos energía, y que sea más barato y mejoraría en más de un 30 por ciento la producción del plástico.
 
De acuerdo con la marca, después de estudiar aun más la medida y continuar mejorándola, se comenzará a implementar, a partir del 2020.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.