Ford y Magna crean un resistente subchasis

El bastidor auxiliar construido completamente en fibra de carbono hace parte de un proyecto de investigación entre las dos compañías.

Por Redacción Motor

11:29 a.m. 17 de marzo del 2017
Nuevo subchasis de fibra de carbono

Nuevo subchasis de fibra de carbono

El especialista alemán en fibra de carbono y la firma automotriz estadounidense aunaron esfuerzos para indagar en las bondades que resultan de reducir la masa de la estructura mediante el uso del liviano y resistente compuesto.

El subchasis delantero, que soporta el peso del motor y al cual van unidas las ruedas del vehículo, sirve además como protector en caso de choque frontal.

Nuevo subchasis de fibra de carbono

.

Aunque se encuentra en fase de prototipo, está la firme idea de llevarlo a modelos de producción. Esto se definirá después se monte la estructura conceptual en un carro real para hacer las respectivas pruebas y determinar todas sus utilidades.

Por ahora las cifras hablan de una reducción de peso del subchasis en al menos un 34 por ciento y lo mejor es que se reduce el uso de piezas notoriamente, pues comparado con un bastidor auxiliar de acero monta 45 partes menos, lo que equivale a más del 85 por ciento del total de componentes.

Nuevo subchasis de fibra de carbono

.

DATO
Entre los trabajos con fibra de carbono de la alemana Magna se destacan la creación de los capós de fibra de carbono para los Cadillac CTS-V y ATS-V y el refuerzo para la parrilla del Mustang Shelby Cobra GT 500.

Noticias recomendadas

Más noticias

Agenda de actividades a motor

Información sobre el ‘Classic Moto Show Colombia’, el Campeonato Nacional de Piques Profesionales, la Copa Cumbres y mucho más.

El amplio mundo de las pick-ups

Este segmento ofrece alternativas de vehículos en los cuales la tecnología, el diseño, el confort y su desempeño en el trabajo son claves al comprar.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.