El 'fordismo' cumplió sus primeros 110 años

El 16 de junio de 1903 nació Ford Motor Company, gracias a la iniciativa de un agricultor con enorme visión.

Redacción Motor

09:32 p.m. 02 de agosto del 2013

El pasado 30 de julio, el mundo del automóvil celebró los 150 años del natalicio del que sería el precursor de la masificación de los vehículos en el mundo, un hijo de granjeros con muy poca vocación agrícola pero con una gran atracción hacia los inventos: Henry Ford.

Sin embargo, fue hasta 1903 cuando, después de una quiebra, un despido y varios años de trabajo, logró consolidar una empresa sólida y, tiempo después, ‘cranearse’ un revolucionario sistema de fabricación conocido como ‘producción en cadena’ que permitiría acercar a la gran clase media estadounidense hacia el mundo de los automóviles, a través del famoso ‘Modelo T’.

El ‘fordismo’ (así fue bautizada su idea) redujo significativamente los costos de la fábrica, mejoró el nivel salarial de los trabajadores e inculcó en la mente de los estadounidenses la noción de movilidad eficiente como elemento clave en la economía. Fue, en pocas palabras, una gran revolución industrial.

Pero esa cadena de producción no solo fue implementada de puertas para adentro. La integración vertical ideada por Henry Ford incluyó publicidad masiva y la instalación de concesionarios en Detroit y otras ciudades estadounidenses, lo cual generó una industria paralela alrededor de la fabricación de sus vehículos. En 1914, las vitrinas ya habían vendido 250 mil Ford T.

Así llegó a ser el mejor
En 1881, Henry Ford entró a trabajar como ingeniero en la Edison Illuminating Company, pero el ‘bichito’ de los carros jamás dejó de picarlo, pues para entonces ya era experto en motores de combustión interna.

Se arriesgó primero con una fábrica llamada Detroit Autombile Company (1889), que quebró al poco tiempo; luego se asoció en torno a otra, llamada Henry Ford Company (1901), de la cual tuvo que retirarse porque dedicaba más tiempo a perfeccionar sus inventos que a vender: sus socios lo ‘dejaron ir’ y reorganizaron la empresa bajo el nombre Cadillac, en honor al fundador de Detroit, un oficial del ejército francés llamado Antoine de la Mothe Cadillac.

Finalmente, este visionario armó Ford Motor Company (1903), la compañía que catapultó definitivamente su nombre y lo erigió como el responsable de la masificación del vehículo y el padre de la producción en cadena dentro de la industria. Allí fabricó 15’007.034 modelos ‘T’, entre 1908 y 1927, y cuatro millones de modelos ‘A’ (1927 a 1931), su segundo automóvil masivo.

Los primeros intentos de Henry
El cuadriciclo. Lo diseñó Ford en su casa y fue el gancho para que inversionistas crearan con él la primer compañía: Detroit Automobile Company.

El ‘Flecha’ y el ‘999’: con la ayuda de un dibujante, un mecánico y un campeón de ciclismo jubilado, desarrolló estos carros destinados a las carreras. Barney Oldfield piloteó el 999 en la ‘Challenge Cup Race’ de Michigan, pero tan solo completó una milla del circuito.

La revolución del Modelo T

El primero en tener el volante en el lado izquierdo.
El motor y la transmisión venían tapados y no expuestos al aire libre.
La suspensión funcionaba con dos muelles semielípticos.
Era fácil de reparar y cada año bajaba de precio, gracias a la fabricación en línea.

Ford en Colombia
El portafolio de Ford incluye compactos, vehículos de trabajo, camiones y autos híbridos. A nuestro país llegan 11 modelos.

Automóviles:

Fiesta, con motor 1,6 litros.
Focus, con motor 2,0 litros.
Fusion, con motor 2,0 litros Ecoboost.
Mustang GT, con motor 5,0 litros.

SUV

Ecosport, con motor 2,0 litros 4x2 o 4x4.
Escape, con motor 2,0 litros Ecoboost, 4x2 o 4x4.
Edge AWD, con motor 3,5 litros.
Explorer AWD, con motor 3,5 litros.

Pick up

Ranger, con motores 2,2 y 3,2 litros diésel.
F-150, con motor 3,5 litros.
Raptor, con motor 6,2 litros V8.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.