La forma indicada de lavar la carrocería consta de métodos y cuidados especiales

El proceso más básico y frecuente para el cuidado de los vehículos es el lavado general, algo que parecería ser cuestión de algunos trapos, agua y jabón, pero que en realidad es más complejo.

Redacción Motor

05:59 a.m. 08 de agosto del 2014

Alejandro Pachón, profesional certificado en cuidado automotriz, dice que todo comienza con el sitio: ojalá techado, bien iluminado y con la carrocería del carro fría para evitar choques de temperatura.

Disponer de los implementos ideales es igual de importante que saber cuáles evitar. Los trapos genéricos, ropa vieja, o peor aún, una escoba, ‘lastiman’ la pintura al crear pequeños rayones que terminarán por quitarle el brillo.

Se recomiendan entonces guantes y toallas de microfibra, pues este material se caracteriza por ‘atrapar’ la suciedad en vez de ‘esparcirla’. Adicional a esto, es importante implementar la llamada técnica de los dos baldes: en uno con agua y jabón se remoja el guante de microfibra para enjuagar la carrocería; cuando ha recogido suficiente suciedad, se sumerge el guante en otro balde con agua limpia; finalmente, se vuelve a remojar en el primero para continuar con el lavado, evitando que la suciedad vuelva a la carrocería.

Para humedecer al principio y enjuagar al final, Pachón recomienda usar una hidrolavadora de bajo consumo, pues lo más importante es la conciencia ambiental. Esto garantizará un consumo de agua inferior a lo utilizado por una persona al bañarse y una presión adecuada.

Luego de juagar todo el vehículo y secarlo con las toallas de microfibra, se deben lavar los rines y llantas con productos e implementos especiales para ellos. El paso final: limpiar los vidrios con un líquido especial, aplicándolo sobre la toalla y no el vidrio para evitar salpicar la carrocería o el tablero.

Aunque pueda parecer engorroso o extenso, un cuidadoso y frecuente lavado evitará posteriores procesos complicados y costosos para restaurar una pintura averiada.

Escríbanos sus inquietudes a: danote@eltiempo.com

Tips para el lavado

La mayoría de lavaderos no usan técnicas o productos adecuados, pero en varias ciudades hay sitios especializados.

Si los productos e implementos utilizados en el lavadero no son de su gusto, lleve los suyos y pida que los usen.

No deje en el piso las toallas que esté usando para limpiar, pues recogerán mugre y al entrar en contacto con la pintura causarán la aparición de micro rayones.

Lavar los umbrales y marcos interiores de las puertas debe hacerse de forma manual con toallas de microfibra y no con agua a presión para evitar mojar el interior.

No utilice

Ropa vieja como trapo de limpiar.

Escobas o cepillos para el exterior.

Productos de hogar o no específicos para carros.

¿Qué son los micro rayones?

Son esas marcas en forma de círculos que se aprecian al mirar bajo buena luz un vehículo que parece limpio; son la mejor evidencia de malas técnicas de lavado.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.