Foro 'Pico y placa ampliado': una medida inútil

Ante la ausencia de estudios serios sobre el impacto del Pico y Placa en Bogotá, gremios y academia se reunieron para compartir sus propias investigaciones.

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de agosto del 2009

Ninguno de los expositores del foro 'Pico y Placa ampliado - de solución a problema - negó la necesidad buscar un uso racional del carro en las grandes ciudades. Es más: coincidieron en que, desde el punto de vista de la movilidad, la restricción vehicular en horas pico es una necesidad.

Lo que sí cuestionaron fue la ampliación de la medida y, más aun, la ligereza con que las autoridades distritales han salido en su defensa.

Recordaron aquella famosa cifra que 'soltó' y luego desvirtuó la Secretaría de Movilidad, en donde se 'demostraba' que el consumo de gasolina aumentó en una ciudad con 500 mil carros menos, o las que se refieren a las emisiones de monóxido de carbono que según las autoridades distritales aumentaron un 75 por ciento en marzo y disminuyeron un 41 por ciento en abril.

"Según el primer informe de evaluación (del pico y placa) de la Alcaldía, el recaudo del impuesto de Industria y Comercio (ICA) durante el primer bimestre del 2009 experimentó un crecimiento del 8,7 por ciento con relación al mismo periodo del 2008. Sin embargo, la misma Secretaría de Hacienda (SHD) reveló un aumento del 5,1 por ciento, advirtió Francisco Ochoa, director de Fenalco Bogotá".

Según el análisis de los comerciantes, el sector financiero jalonó en un 20 por ciento la estadística de la SHD, mientras que el recaudo atribuido al comercio disminuyó un 5,3: "Un 11 por ciento, descontando inflación", anotó el directivo.

Una encuesta realizada por Datexco encontró que las ventas promedio del comercio han caído un 38 por ciento. A la pregunta: "¿en qué porcentaje han disminuido sus ventas por efecto del pico y placa ampliado?", los propietarios de almacenes ubicados en  centros comerciales contestaron que en un 41,4 por ciento, y los de almacenes de vía pública alegaron un 37,06 por ciento.

"Otro problema son las congestiones los sábados, especialmente en los hipermercados, que se llenan de familias 'Miranda' e impactan negativamente el comercio", advirtió Fenalco.

¿Qué dijo la gente?

McCann World Group participó en el foro con una encuesta contratada por esta agencia al Centro Nacional de Consultoría, el 4 de febrero del 2009, es decir, al momento de arrancar la medida. Indagaron a 425 conductores, primordialmente de estratos 3 y 4.

Las preguntas se enfocaron hacia la cotidianidad de quienes deben someterse a la medida y la incidencia que ésta tendría en su trabajo y su familia. A continuación registramos algunas de las respuestas dadas al momento de iniciar con el Pico y Placa extendido, con sus porcentajes más altos.

¿De manera general y pensando en su rutina habitual, diría usted que el nuevo pico y placa lo afecta positivamente, negativamente o no lo afecta? El 70 por ciento dijo "negativamente", el 13 por ciento "positivamente" y el 17 por ciento consideró que no lo afecta.

Pensando en las actividades y rutinas habituales, usted diría que con el nuevo pico y placa va a tener más tiempo, menos tiempo o el mismo tiempo para: desayuno (14 por ciento más, 46 por ciento menos); almuerzo (11 por ciento más, 34 por ciento menos); cena (11 por ciento más, 38 por ciento menos); pasar tiempo en familia (10 por ciento más, 49 por ciento menos).

Frente al nuevo horario del pico y placa, ¿qué ha pensado hacer? Usar transporte público, 32 por ciento; comprar otro carro, 25 por ciento; usar TransMilenio, 23 por ciento; coger taxi, 20 por ciento; comprar moto, 10 por ciento. El carro cree usted que será: nuevo, 16 por ciento, usado, 75 por ciento.

Usted considera que el nuevo horario del pico y placa va a: afectar su seguridad, 80 por ciento; ahorrar gasolina, 67 por ciento; mejorar el medio ambiente de la ciudad, 60 por ciento; aliviar el tráfico, 49 por ciento; afectar el tipo de calzado que usa, 38 por ciento; incrementar las visitas a supermercados tarde en la noche, 36 por ciento.

"Se percibe que la medida tendrá un impacto negativo en la calidad de vida de los conductores, principalmente en las rutinas diarias, tanto individuales como familiares -advirtió Beatriz Helena Rodríguez, de Planeación Estratégica de McCann Eirkson-. Tener manos tiempo para alimentarse implica menos tiempo para dialogar con la familia".

El hecho de tener que asistir a centros comerciales y supermercados de noche implica la utilización de servicios a domicilio y, para los almacenes la ampliación de los horarios, lo que -según la ejecutiva de McCann Erikson- encarece los productos básicos y los suntuarios.


CIUDAD LIMPIA ES CIUDAD PRODUCTIVA
"En últimas, lo que necesita una ciudad es ser productiva -dijo Ricardo Montezuma, de la Fundación Ciudad Humana-. Eso no se logra con pañitos de agua tibia como el Pico y Placa actual, sino con medidas de fondo, como la chatarrización (el 75 por ciento del parque automotor de la ciudad es obsoleto ambientalmente), el uso inteligente del carro y la creación de cinturones de circulación con cobros de peaje".

Para el académico no tienen sentido, por ejemplo, los vehículos parqueados en las esquinas vendiendo camisetas y merengón, pues "el carro no se hizo para eso". Tampoco se explica por qué Bogotá no tiene aun un sistema integrado de transporte y reconoce que el fenómeno del vehículo ya no lo para nadie.

"El problema nuestro es que buscamos que las ciudades se acomoden al carro y no al revés -admitió Montezuma durante su exposición -. Las ciudades más productivas son las más dinámicas y las que contaminan menos. Por eso yo digo sí a la restricción, pero no al Pico y Placa extendido, que lo único que ha logrado es frenar la productividad".


LAS EMISIONES ESTÁN MAL MEDIDAS
Otro de los panelistas invitados fue el Grupo de Estudios de Sostenibilidad Urbana y Regional (Sur) de la Universidad de los Andes, que en cabeza de Eduardo Behrentz analizó el impacto del Pico y Placa en la calidad del aire.

"Lo primero que hay que reconocer es que vivimos en una de las ciudades más contaminadas de América Latina y que el costo de esta situación es de varios miles de millones de dólares al año", arrancó diciendo el académico.

Explicó, sin embargo, que la contaminación no solo se debe medir a partir de las emisiones de monóxido de carbono (CO), sino también de los óxidos de nitrógeno (NOx) y de azufre (SOx), del ozono (O3) y del material particulado (PM), especialmente este último, el gran culpable del mal aire que respiramos en la ciudad.

"El único y verdadero problema de la contaminación de Bogotá es el PM, cuyo índice porcentual es del 40 por ciento, mientras que el del CO es de menos del 1 por ciento", demostró Behrentz.

Es por ello que, según los análisis de este centro de estudios de la Universidad de los Andes, el occidente de Bogotá es el que presenta los más altos índices de contaminación, y no el oriente, en donde hay mayor densidad de automóviles.

"La industria emite 1.500 toneladas anuales de agentes contaminantes, mientras que las fuentes vehiculares despiden 1.000 toneladas -advirtió el académico-. De estas últimas, las fuentes móviles alimentadas por combustibles diesel dominan la exposición de material particulado".

Otro elemento que, según Behrentz, no se tuvo en cuenta en los estudios distritales, es la meteorología. "Tradicionalmente, el primer semestre es más contaminado que el segundo por culpa de fenómenos meteorológicos. La contaminación del aire en la mitad de año experimenta los niveles más bajos", aseguró.

Su grupo de estudios no ha encontrado aun evidencias de que el Pico y Placa extendido tenga una incidencia directa en el medio ambiente. Todo lo contrario: concluyó que el 50 por ciento de PM en el aire viene de los buses y busetas y tan solo el 0,15 por ciento de los vehículos particulares.

"Por todo esto, estamos convencidos de que, en términos de calidad del aire, y dadas las principales fuentes generadoras del problema, es posible que las medidas tomadas (pico y placa extendido) sean contraproducentes, concluyó Behrentz".


A MENOR GASOLINA, MENOR SOBRETASA
"En Bogotá se han dejado de vender aproximadamente 130 mil galones diarios de combustible como consecuencia de la ampliación del Pico y Placa, es decir 4'050 mil galones mensuales, según cifras del Ministerio de Minas y Energía", advirtió Alejandro Ribero Rueda, director ejecutivo de Fendipetróleo Seccional Bogotá, Cundinamarca y Llanos Orientales.

Según estadísticas de este gremio que reúne a los distribuidores minoristas de combustibles, las estaciones de servicio (EDS) de Bogotá atraviesan una difícil situación desde la implementación de la medida, la cual se reflejará en una disminución de los 3.600 empleos directos que genera el sector.

"Al dividir 4'050 mil entre el número de EDS de Bogotá, hay una reducción promedio de 9.000 galones/mes por cada una -dijo Ribero-. Actualmente, las EDS en Bogotá venden en promedio entre 40 y 55 mil galones al mes, es decir, la reducción en las ventas va entre el 15 y el 25 por ciento".

Para Fendipetróleo, por cada 10 mil galones que se  dejan de vender en una EDS se debe cancelar un turno de tres empleados. "Estas cuentas nos llevarán a una reducción de 405 empleos, como consecuencia directa de la medida", pronosticó el directivo.

Su seccional admitió las dificultades para la movilidad en Bogotá, pero se lamentó de que la solución se haya centrado "en una medida que afecta el desarrollo económico de la ciudad y la generación de empleo".

Advirtió que la capital ha dejado de recibir "cuantiosos recursos" por cuenta de la sobretasa a la gasolina, a pesar de que la medida no ha disminuido significativamente la circulación de vehículos en horas pico.

LOS PARQUEADEROS SE QUEJAN DEL VAIVÉN
"Es absurdo que mientras la rotación de los parqueaderos baja, se hable de rebajar tarifas". Esta polémica frase escuchada durante el foro tiene de fondo no solo la afectación que han sufrido estos establecimientos desde la implementación del Pico y Placa (26 por ciento, según cifras de Acopar); también llama la atención sobre las contradicciones de la Alcaldía en cuanto al uso racional del carro.

Lo cierto es que las ciudades que han utilizado el cobro de tarifas altas en parqueaderos como herramienta disuasiva, les dan soluciones efectivas de movilización a los ciudadanos, como un sistema de transporte decente, bahías de parqueo en zonas de bajo impacto y seguridad física para autos y conductores.

En Bogotá estas soluciones parecen estar aun muy lejos y conductores y parqueaderos no tienen más remedio que someterse al vaivén de las normas de la Alcaldía, que según Acopar son desarticuladas y conducen a un estancamiento del sector.

Reducción de las ventas del comercio

Llantas, talleres y EDS     -29%
Parqueaderos      -28%
Restaurantes      -28%
Textil-confección      -27%
Educación, cultura y deporte    -27%
Repuestos de vehículos     -25%
Centros comerciales (afluencia)   -24%
Abarrotes y víveres (no incluye supermercados) -23%
Servicios de comercio 8lavanderías, belleza...) -20%
Joyería       -20%
Informática       -19%
Salud        -19%
Artículos para el hogar     -19%
Construcción-ferreterías     -14%
Calzado y cueros      -12%
Tiendas por departamento    -10%

Automóviles (usados de gama baja)   +7%
Motocicletas      +7%

Fuente: Fenalco (Área de Investigaciones Económicas)

Ingresos tributarios distritales 2008
(en millones de pesos)
Impuesto    Monto   Porcentaje
ICA     1'727.072  51%
Predial    728.020  21%
Sobretasa a la gasolina  298.322  9%
Vehículos    256.354  8%
Cerveza    249.559  7%
Otros     131.925  4%
TOTAL     3'391.252  100%

Fuente: Fenalco (Área de Investigaciones Económicas)

Cree que el nuevo horario de pico y placa hará que usted gaste más o menos dinero en

                                           Más gasto Menos gasto  Igual gasto
Alimentarse fuera de casa 62%  7%   31%  
Transportarse   73%  12%   15%
Pedir domicilios   44%  7%   43%

Fuente: McCann Worldgroup y UM

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.