El futuro sistema de frenos de Renault convierte la energía cinética en eléctrica

Inspirado en su nuevo lema Drive the change, Renault presentó un adelanto del DeZir, el prototipo deportivo eléctrico que será presentado en el Salón del Automóvil de Paris.

Redacción Motor

05:00 a.m. 09 de julio del 2010

Laurens Van Den Acker, nuevo director de diseño de Renault, se estrenó recientemente con el DeZir, último prototipo de la francesa que será presentado oficialmente en el próximo Salón del automóvil de Paris.

Se trata de  un deportivo coupé, cuyo diseño está inspirado en la nueva filosofía de la fábrica de manejar hacia el cambio la cual se basa en seis etapas del ciclo de la vida: enamorarse, descubrir el mundo, formar una familia, trabajar, tener tiempo para descansar y alcanzar la sabiduría.

El DeZir incorpora un motor eléctrico de 110 kW (equivalentes a 148,5 caballos de potencia), el cual, según la marca, le permite acelerar de 0 a 100 kph en cinco segundos y alcanzar una velocidad máxima de 180 kph. Se alimenta con baterías de iones de litio con capacidad de 24 Kwh y una autonomía de 160 kilómetros.

Para cargarse requiere de ocho horas y utiliza un tomacorriente convencional de 400 voltios. Incluye la tecnología 'Quick drop', la cual permite reemplazar la batería gastada por una ya cargada para trayectos más largos y ahorrar tiempo al conductor.

Además, cuenta con un sistema de frenado regenerativo que consiste en convertir la energía cinética en energía eléctrica para recargar las baterías.

Diseño futurista
La idea des diseño fue darle la sensación de "el elemento líquido, el movimiento de las olas y los contrastes de luz que crearan superficies onduladas", explica Yann Jarsalle, encargado del diseño exterior del carro.

El resultado fue un deportivo de líneas suaves y superficies onduladas, con una aerodinámica muy pulida que se logró gracias ala incorporación de elementos como el difusor de viento, añadido en la parte posterior.

Adelante, resaltan los grandes guardabarros, los faros LED sobre la enorme parrilla y las exploradoras que encierran el logotipo de la fábrica. A los lados se destacan las formas rellenas que juegan con el contraste de la luz y le dan más movimiento al diseño. Y atrás se complementa el diseño con un largo stop, el cual abarca casi todo el ancho del carro pues está montado sobre una amplia salida de aire.  

En el interior cuenta con una pantalla táctil en el lugar de la consola central, que proyecta el navegador y el estado de carga de la batería y se complementa con un reluciente tapizado de cuero blanco, presente también en algunas partes de las puertas y la consola.

Para completar, carece de espejos retrovisores, los cuales fueron sustituidos por dos cámaras, similares a las utilizadas en los sistemas de parqueo ya existentes en el mercado.

CHASIS DE MEGANE TROPHY
Para lograr un mejor funcionamiento y mantener un peso mínimo a pesar de sus más de cuatro metros de largo y casi dos de ancho, los ingenieros de Renault decidieron armar el DeZir con una carrocería hecha en 'kelvar', un polímero especial y un chasís multitubular de acero, similar al utilizado en el Megane Trophy, vehículo de carreras de la marca.
También toma la suspensión del Trophy para darle mayor control y precisión al manejo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.