Garantía de llantas de autos nuevos

Garantía de llantas de autos nuevos

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Las llantas tienen garantía y normalmente no presentan problema al hacerla efectiva, salvo que se dañen por mal uso. A continuación, dos ejemplos.

Tengo un Aveo que compré hace cuatro meses en Los Coches. Hace un mes me pinché de dos llantas al mismo tiempo. En el montallantas me dijeron que no era pinchazo sino que era defecto de fábrica, pues se trataba de minúsculos agujeros en el costado de la llanta, no en la banda de rodamiento. Como tenía que desvararme, puse la llanta de repuesto y mandé despinchar una de las afectadas; la otra la dejé así, para que el concesionario viera que no había sido un pinchazo. Cuando llegué a reclamar por garantía, me dijeron que me cambiaban la que yo no había mandado despinchar, mientras que por la otra no respondían. ¿Cómo procedo en este caso, si tuve que despinchar una para poder andar? He de agregar que los agujeros eran cuatro o cinco, con igual número de tacos, lo cual me costó como 45 mil pesos. Esa plata me la deberían reponer también, ¿no cree?
Dagoberto Moreno

La garantía de los fabricantes o importadores de vehículos al país ampara a los propietarios contra eventuales defectos de calidad o ensamble, a menos que la falla se deba al mal mantenimiento o al uso incorrecto del bien. También se pierde la garantía por una inadecuada reparación en un lugar ajeno a la red de servicio de la marca.

En su caso, por su descripción se ve que las llantas de su automóvil resultaron porosas, y con toda seguridad la ensambladora se las cambiará en cumplimiento de la garantía del vehículo, si el concesionario hace una rápida consulta de rutina.

Los fabricantes o importadores de llantas tienen la política de que no las cambian si han sido reparadas, porque se ha alterado el producto. Sin embargo, es muy fácil saber si la llanta se dañó por un andenazo o si se trata de un defecto de fábrica, y en ese caso honran la garantía sin dilaciones. Para facilitar las cosas se puede reclamar en cualquier centro de servicio de la marca las garantías compradas en otra por mostrador.

Como su automóvil está en garantía y todavía huele a nuevo, puede solicitar el cambio de las llantas en cualquier concesionario de la red en el país.

Si fuere necesario, presente una queja (PQR) por escrito al responsable local de las peticiones, quejas o reclamos en Los Coches, para que se solucione sin demoras el problema; y si no queda satisfecho puede quejarse a la Superintendencia de Industria y Comercio, División de Protección al Consumidor, en la Carrera 13 No. 27 - 00 Piso 5 en Bogotá, o a través de Servicios en
Línea de la página www.sic.gov.co para que abran una investigación, incluso sobre la calidad de las llantas.
Envíe sus consultas sobre protección al consumidor de vehículos a maurom@eltiempo.com.co
Rodrigo Bueno Vásquez

Protuberancia en la llanta
Hace ocho meses adquirí un Optra 1.4 AA modelo 2007 y en la actualidad tiene 7.400 kilómetros; le observé una protuberancia (huevo) en la llanta trasera, por lo cual consulté al Servicio Tecnico de Caesa S.A. en la ciudad de Neiva, y me comentaron, apenas les dije sobre el problema, que esto es común en las llantas Continental con las que vienen de fábrica. Que no me preocupe, que compre llantas de otra marca. Me enviaron al distribuidor de llantas Continental, y allí me dijeron como respuesta que esas llantas no se pueden someter a golpes o huecos en las carreteras. Son muy buenas pero son demasiado delicadas, y me terminaron de responder que semanalmente reciben unas cuatro o cinco quejas por el mismo problema.
Manuel Eduardo Ruíz Rivas

La garantía de los fabricantes o importadores de vehículos al país ampara a los propietarios contra eventuales defectos de calidad o ensamble, a menos que la falla se deba al mantenimiento inadecuado o al uso indebido del bien. También se pierde la garantía por una reparación equivocada en un lugar ajeno a la Red de Servicio de la marca.

Las llantas de hoy, como en la Fórmula 1, tienen componentes más blandos para que absorban los golpes, evitando en lo posible daños a la suspensión o a la caja de dirección del vehículo. Si reciben un impacto lateral se forman ¿huevos¿ (se rompe la lona y la presión del aire deforma la llanta), pero a veces esas protuberancias son un defecto de fabricación, y en ese caso de cambian por la garantía del vehículo. El procedimiento es igual que para el caso anterior.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.