Gobierno estudia posibilidad de que las cuatrimotos puedan circular por vías terciarias

Si hay algo que pruebe lo obsoleto que es nuestro Código Nacional de Tránsito y el desconocimiento de las autoridades en estas materias, son los ATV (All-Terrain Vehicle), conocidos como 'cuatrimotos'

Redacción Motor

05:38 a.m. 19 de septiembre del 2014

Incluso, algunos propietarios de estos aparatos no saben exactamente qué fue lo que compraron o los adquirieron para darles un uso equivocado, porque las cuatrimotos son esencialmente vehículos off-road, diseñados para entretenimiento en terreno destapado en algunos modelos, o para uso agrícola a manera de pequeños tractores a los que se les acondiciona un remolque.

El problema es que algunos quieren usarlos como medio de transporte en la ciudad y ahí es donde comienzan los tropiezos.

El primero de ellos es que los ATV no están homologados por el Ministerio de Transporte y por lo tanto no son objeto de matrícula o registro y no pueden circular por las vías públicas o privadas abiertas al público.

Pero lo que no se entiende es cómo a pesar de este inconveniente, algunos organismos de tránsito los han matriculado asignándoles placa de motocicleta.

Ahí sus propietarios se han encontrado con otros obstáculos: la compra del Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito (SOAT) y la imposibilidad hacer traspasos porque a los ATV no les hacen revisión técnico mecánica. Aquí el punto es que los centros de diagnóstico automotor, así puedan hacer la revisión técnico mecánica a estos aparatos, les es imposible cargar la información en el sistema porque en el Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT) no aparece la figura de cuatrimotos.

Además, como se mencionó arriba, los ATV son en esencia vehículos para uso off-road. Darles otra utilidad, como medio de transporte, por ejemplo, obliga a ponerles espejos, adaptarles luces direccionales y mejorar sustancialmente su sistema de luces delantero y trasero. Esto sin contar lo costoso que resulta su mantenimiento.

Dejando a un lado estas consideraciones, todo indica que el Ministerio de Transporte abrirá el camino para las matrículas, las condiciones de circulación por las ‘vías terciarias’ y establecer una medida especial con relación a la revisión técnico mecánica y de emisiones contaminantes de vehículos tipo cuatrimoto.

Todo está incluido en un borrador de resolución que permitiría que las cuatrimotos hicieran parte del Registro Nacional Automotor y del Registro Único Nacional de Tránsito (RUNT). Si sus propietarios circulan por vías terciarias tendrán un año de plazo para cumplir con ese registro, mientras las cuatrimotos que se adquieran con fines deportivos no deberán registrarse, pero solo podrán circular por vías privadas.

Las que transiten por vías privadas y terciarias del país deben tener luces delanteras, traseras, luces direccionales, espejos retrovisores, pito, señales reflectivas alrededor del vehículo que faciliten su visibilidad, y sus conductores y acompañantes deberán usar casco y ropa reflectiva.

Otras restricciones

No podrán transportar objetos que impidan la visibilidad, que incomoden al conductor o acompañante, o que ofrezcan peligro para los demás usuarios de las vías.

Durante su recorrido no podrá halar ningún tipo de remolques, semirremolques u otros implementos removibles.

Todo el tiempo que transiten por las vías terciarias deberán hacerlo con las luces delanteras y traseras encendidas.

Para circular por vías públicas, deben portar la Licencia de Tránsito del vehículo y el seguro obligatorio SOAT, en el cual deberá identificarse la placa del vehículo.

Los conductores de las cuatrimotos deberán tener licencia de conducción como mínimo de categoría A2.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.