El Gobierno está pensando en un Soat 'electrónico' para combatir el fraude

Un 20 por ciento de los vehículos que ruedan por Colombia no tienen Seguro Obligatorio de Accidentes de Tránsito, una de las principales razones para suponer una reestructuración de esta póliza.

Redacción Motor

05:35 a.m. 23 de mayo del 2014

10,3 millones vehículos están en el Runt. Sólo 6,7 millones tienen Soat.

La solución para este grave problema de la evasión y falsificación del documento es la expedición de una póliza electrónica, que permitiría a las autoridades de tránsito, en cualquier lugar del país, verificar en línea la existencia legal del Soat de cualquier vehículo.

Pero el asunto no es tan sencillo porque este cambio significa la desaparición física del documento, con lo cual surgen dos inquietudes: la primera es si las autoridades de tránsito en zonas alejadas del país tendrán los equipos necesarios para verificar que un vehículo esté amparado con el Soat.

La segunda inquietud que genera este cambio es que tendría que desaparecer del Código Nacional de Tránsito la sanción por no portar el Seguro Obligatorio (D02) que además conlleva la inmovilización del vehículo. Y esto no es fácil pues habría que llevar esa modificación al Congreso para que allí se reformara el Código de Tránsito.

Los otros cambios en la estructura del Soat son la reducción de las categorías de vehículos, que pasarán de 35 a 19 y la revisión de los gastos de administración, que también se espera contribuyan a una reducción de costos para los usuarios.

Según el Registro Único Nacional del Tránsito (Runt), hasta mediados de febrero pasado el parque automotor del país estaba integrado por más de 10,3 millones de vehículos de distintas categorías, mientras que en los registros de Fasecolda se contabilizó la expedición de 6,7 millones de pólizas del Soat a través de las compañías autorizadas.

La diferencia radica en que en los cálculos del gremio solo se tienen en cuenta los vehículos en circulación y no el total de los registrados, pues muchos de estos son abandonados en garajes, parqueaderos, talleres y potreros porque sus dueños no tienen como repararlos o resulta muy costoso ponerlos a andar.

Otra buena parte de estos vehículos están en los patios de tránsito, abandonados, pues sus dueños no tienen cómo pagar las multas e impuestos. Estos son los llamados ‘carros de papel’ que sólo están en los registros del Runt y de los organismos de tránsito.

Un último grupo lo conforman los vehículos que están en manos de otras autoridades que han sido confiscados por ser elementos utilizados en delitos o han sido objeto de extinción de dominio.

Los cambios que vienen para el Soat obedecen a que el parque automotor del país se ha transformado en los últimos años y parte de los vehículos viejos fueron cambiados por autos más modernos y con mejor tecnología.

Así se distribuye la plata del Soat

Hoy, del valor que una persona paga al comprar el seguro obligatorio para su vehículo, el 54,6 por ciento queda en la aseguradora que debe crear las reservas suficientes para cancelar los siniestros, entre otros; el 42,4 por ciento va para el Fosyga, encargado de asumir los costos de los accidentes cuando un vehículo no tiene el Soat, como en el caso de la tragedia del domingo del bus en Fundación.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.