Un grupo de expertos de Audi cuyo trabajo es combatir cualquier ruido en un auto

Un grupo de expertos de Audi cuyo trabajo es combatir cualquier ruido en un auto

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Este equipo de ¿oídos¿ se encarga de detectar sonidos no deseados, eliminar o modificar los elementos que los producen y generar un catálogo para que los diseñadores usen solo materiales ¿silenciosos¿.

Una causa de la ¿neurosis¿ de muchos conductores, y con justa razón, es la que le producen los ruidos no deseados en el carro: un tablero desajustado, una puerta que vibra demasiado, un broche de cinturón que pega contra el paral, un caucho de la suspensión y cualquier crujido de un plástico pueden sacar de casillas a alguien con buen oído para detectar estas anomalías.

Para que eso no suceda, marcas como Audi cuentan con un equipo especial, encargado de detectar todos los ruidos molestos y eliminarlos, antes de que el carro salga de la fábrica.

El ¿Equipo Caza Ruidos' de Audi, a cargo de Eckhard Peithmann, se dedica a la búsqueda y captura de crujidos, vibraciones y todo tipo de ruidos molestos en las nuevas generaciones de automóviles. Durante su desarrollo, los modelos de Audi se someten a un análisis mediante pruebas en la carretera y en un banco de pruebas.

El equipo de búsqueda lleva a cabo estas pruebas cada cuatro o seis semanas. Los ¿tests¿ se realizan en temperaturas extremas, como en el hielo de los países del norte de Europa y el desierto del norte de África.

"Para este trabajo no basta con tener un oído muy sensible", dice Peithmann. "También se requiere mucha paciencia. Existen ciertos ruidos que no se pueden apreciar hasta el enésimo test".
Incluso, algunos de ellos no se oyen, sino que se sienten. Estos son los criterios que Peithmann usa cuando selecciona su equipo de trabajo. Se trata de un equipo compuesto por ingenieros de los departamentos de desarrollo, calidad, producción y atención al cliente.

"Es algo que no te enseñan en el colegio, ni puede aprenderse en ningún curso,", dice Peithmann. "Cuando se trata de paciencia, no todos tenemos el mismo aguante".

Experiencia al servicio del silencio
Peithmann tiene más de 20 años de experiencia en este trabajo y asegura que ¿el verdadero problema no es erradicar los ruidos inevitables, sino aquellos que se manifiestan sólo en ciertas carreteras, a una cierta temperatura o después de muchos kilómetros, que acaban con el aguante de muchos clientes¿.

Es por ello que se hacen pruebas de ruidos en carretera, pruebas de vibraciones en bancos preparados para tal fin, ensayos en cámaras climáticas, utilizan ¿dummies¿ provistos de micrófonos, y los carros se someten a un banco de hidropulsos en el Centro de Investigación y Calidad de Ingolstadt (Alemania).

La razón para hacer pruebas en climas extremos, como el frío del Ártico, es que según los expertos de la marca, ¿en esas condiciones el plástico pierde mucha elasticidad y, consecuentemente, adquiere coeficientes de fricción diferentes. El resultado de ello es que hay más posibilidades de que se generen más ruidos".

Sin embargo, las propiedades de dichos plásticos también varían cuando son expuestos a altas temperaturas. También hay ciertos tipos de plásticos que tienden a producir distintas clases de ruidos y chasquidos.

Sobre todo aquellas piezas móviles, como asientos, puertas, juntas o guanteras, que son propensas a producir este tipo de ruidos molestos. Estrujar el cuero también ocasiona molestias a los oídos de los expertos en ruidos.

Para detectar los ruidos, los miembros del equipo tienen que soportar esas temperaturas extremas y adoptar posiciones extrañas dentro del vehículo: "Nos arrastramos por todos los recovecos de la carrocería del auto", dice uno de los expertos.

Cuando se detecta un ruido difícil de ubicar, el equipo tiene que seguir el método de la eliminación. Se quitan componentes del vehículo hasta que el ruido desaparece y se identifica al elemento causante del ruido.

A lo largo de sus años de existencia, el equipo ha recopilado un catálogo de ruidos, que puede consultarse en la intranet de Audi como parte del programa de formación de la empresa.

Este catálogo les sirve como base a los ingenieros de Audi a la hora de desarrollar un modelo nuevo, para evitar diseños con potencial de producir ruidos no deseados en la fase inicial de sus proyectos.

Los expertos pueden, incluso, identificar ciertas fuentes de ruido si consultan el diseño del modelo digital almacenado en los sistemas de cómputo, mucho antes de que el material en cuestión llegue a crujir, vibrar o chirriar.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.