Guía para compra una motocicleta de acuerdo a sus necesidades

La moto es sinónimo de libertad¿ siempre y cuando se ajuste a las condiciones de manejo y seguridad del conductor.

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de septiembre del 2008

La moto es sinónimo de libertad¿ siempre y cuando se ajuste a las condiciones de manejo y seguridad del conductor. 

No solo el mercado de los carros está movido; el de las motocicletas también. Es más, a diferencia de aquellos, cuyas ventas han caído en más del 17 por ciento en estos ocho meses del año, el de las motos sigue con las ruedas sobre la tierra. 

Basta ver las cifras del sector, que ubican las unidades comercializadas en el primer semestre del año en 205.693. Esto significa, según un informe presentado en la revista 'Motor' del pasado 10 de septiembre, que el de las motos es un mercado más estable que el de los autos, al punto que alcanzaría las 400 mil ventas a fin de año, según pronóstico de los analistas. 

¿Pero, por qué los colombianos se están subiendo sobre dos ruedas? Según un estudio del Comité de ensambladoras de motocicletas japonesas, integrado por Auteco (Kawasaki), Fanalca (Honda), Incolmotos (Yamaha) y Suzuki Motor de Colombia, el 50 por ciento manifiesta lo hace "para transportarse", el 21 por ciento dice que con ella busca aumentar sus ingresos y el 6 por ciento espera "cumplir horarios". 

El nivel de escolaridad también dice mucho sobre los compradores: el 49 por ciento dice haber alcanzado la secundaria, el 13 por ciento la primaria y el 25 por ciento, un grado profesional.

Lo anterior significa no solo que muchas personas se están bajando del bus para subirse a una moto, sino que están adquiriendo estos aparatos a la topa tolondra y quizá sin tener en cuenta cuál es el modelo que por su ergonomía y estilo es el que más se ajusta a sus necesidades. 

Un estudio del Centro de Experimentación y Seguridad Vila (Cesvi) dedicado a evaluar los criterios que se deben seguir para seleccionar una motocicleta, advierte en primer instancia sobre los gastos extra que implica subirse en ella, como el casco, las botas, los guantes, el impermeable y los chalecos reflectivos. 

 "Para seleccionar la motocicleta adecuada y que permita realizar una conducción bajo las condiciones de seguridad del conductor y el pasajero, existen varios interrogantes", advierte Cesvi.

 

Mire bien, antes de comprar

Los interrogantes propuestos por el estudio en mención están guiados hacia aspectos de seguridad, como de economía, y son muy importantes para quienes e están estrenando en esto de tener moto propia. 

1. ¿Soy capaz de controlar la moto que estoy comprando?

Para responder esta pregunta es importante tener en cuenta aspectos técnicos que garanticen una conducción segura:

*La altura de la moto debe permitirle poner los pies sobre el piso cuando se detenga.

*El peso debe ser lo suficientemente resistible como para realizar giros cuando esté parqueando o sacando la moto del garaje.

*La potencia y velocidad no deben exceder la capacidad de reacción del conductor y su instinto de seguridad.
 

2. ¿En dónde la voy a utilizar?

Puede ser en la ciudad, en la carretera o en la autopista, o en todas. Sin embargo, existen motos para cada una de esas necesidades, como las 'mensajeras', las de turismo o las 'superbikes'.
 

3. ¿Qué tanto la voy a usar?

Aquí hay que tener en cuenta el radio de acción en el que se mueve, además del oficio que le va a dar a la moto. Por ejemplo:

*Para desplazarse diariamente hacia el trabajo.

*Para usarla solo en vacaciones.

*Para pasear los fines de semana.

*Como instrumento de deporte.
 

4. ¿Tengo los recursos para mantenerla?

No es lo mismo darle mantenimiento a una moto de turismo nacional, que hacerlo a una 'superbike' europea. El presupuesto debe incluir aspectos, como:

*Precio de compra.

*Impuestos y seguro.

*Consumo de aceites y combustible.

*Revisiones periódicas y reparaciones.

*Servicio de mantenimiento.

*Desgaste y amortización.

*Gastos de equipo de protección y seguridad.   
 

¿Y, LOS SEGUNDAZOS?

El 'boom' de las motocicletas va de la mano de un crecimiento del mercado de segunda. Sin embargo, suelen ofrecerse muy 'apaleadas' por cuenta de los conductores inexpertos: en la mayoría de los casos, los dueños de moto jamás pasaron por una escuela de conducción. 

De ahí que adquirir una motocicleta usada sea de los trámites más difíciles de lograr, pues no solo se debe tener en cuenta la inversión en dinero, sino en seguridad. Cesvi recomienda seguir estos pasos: 

*Pida el historial de mantenimiento y prefiera aquella que haya pasado por talleres autorizados de la marca.

*El estado de la suspensión, los frenos, la cadena de transmisión y los diferentes elementos del aparato, como manubrio, palancas, cauchos y guardabarros, hablan del trato que recibió de su dueño.

*Haga evaluar estos elementos y el estado del motor en un centro especializado y autorizado por la marca. 

LAS 'TODO-USO'

Son ideales para el transporte cotidiano porque permiten una postura cómoda, tienen una potencia mediana y son fáciles de manejar. Se trata de motocicletas sin carenados y de apariencia clásica, a las que se les puede adaptar fácilmente accesorios de todo tipo.

LAS SCOOTER

Se consiguen desde 50 hasta 250 centímetros cúbicos de cilindrada y permiten una postura segura, con protección para las piernas. Por su peso y tamaño de la ruedas no son muy estables, pero sí ideales para el uso urbano, por su consumo y maniobrabilidad.

LAS 'TODO-TERRENO'

Sirven para cualquier tipo de carretera y camino, gracias a que poseen amortiguadores de recorrido largo, llantas de tacos y distancia grande entre los neumáticos y el guardabarros. Gracias a esa altura, permiten una excelente visibilidad y es ideal para circulación fuera de carretera.

LAS DE TURISMO

Se distinguen por sus carenados, el manillar elevado y el portaequipajes que suelen traer como equipo de norma. Tienen asientos anchos y cómodos, gran capacidad de almacenaje de combustible para viajes largos y asiento de pasajero elevado para mayor comodidad.

LAS DEPORTIVAS

Tienen una elevada relación peso/potencia, lo que las hace muy atractivas en el mercado de las motos de gama alta. Su chasis es preciso y resistente, la carrocería inspirada en las motos de competición y el manillar es bajo para una posición deportiva. No se prestan para llevar pasajero.

LAS 'CHOPPER'

Son típicamente americanas y se distinguen por una larga horquilla delantera, rueda trasera enorme, asiento bajo, estribos muy delanteros y un tanque pequeño. Tienen gran cilindrada, aunque potencia moderada, ideal para conductores que les gusta viajar 'suave.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.