Haga uso de la tarifa del peaje ya que las concesiones viales también responden por los usuarios

La obligación de mantener las carreteras a su cuidado incluye una serie de servicios que son vigilados por las autoridades de tránsito del país.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Ambulancias, grúas, carros-talleres y hasta patrullas propias son algunas de las ventajas que tienen los peajes de las diferentes concesiones del país a disposición de los viajeros.

Pero no porque así lo hayan decidido: el Ministerio de Transporte, a través del Instituto nacional de concesiones (Inco), expide resoluciones al tiempo con la aprobación de cada concesión para recordarles que su obligación no se detiene con la pavimentación.

Para entenderlo mejor, es bueno saber que la entrega de una carretera a un consorcio privado implica tres grandes etapas, cada una de las cuales contiene una serie de derechos y deberes de obligatorio cumplimiento.

Preconstrucción (12 meses, a lo sumo). Esta implica una serie de trámites legales y logísticos, como:

*Empezar a recibir, tramo por tramo, la carretera concesionada, e ir asumiendo el recaudo (peajes) que llega a un fideicomiso, con una subcuenta que vigila una interventoría contratada por Inco.
*Realizar un cierre financiero que le demuestre a Inco que el concesionario tiene los recursos suficientes para adelantar las obras.
*Iniciar la adquisición de predios en la zona y conseguir la licencia ambiental.
*En esta etapa se elaboran los diseños definitivos del proyecto y se realizan intervenciones pequeñas, mientras arranca (reparcheos, pintura, entre otros).
Construcción (máximo cinco años). Se firma el acta de inicio de obras, que en las concesiones actuales tienen que ver la elaboración de la segunda calzada (como Bogotá- Girardot). También pueden ser:
*Alcances básicos, como la rehabilitación de la vía o su mejoramiento.
*Proyectos especiales, como túneles y viaductos.
*Construcción de nuevas calzadas.

Durante la construcción, el concesionario debe ceñirse a lo exigido por Inco y por los diseños definitivos del proyecto. Puede hacer entregas parciales de tramos de la vía al Ministerio de Transporte.

Operación y mantenimiento (mínimo 10 años, a partir de la entrega total de la obra). El concesionario está obligado a mantener la vía construida y cuidar la calzada que ya existía. Inco le exige un índice de estado de 4,5 sobre 5, es decir, debe mantener la carretera con estándares muy altos.

En esta etapa, el peaje tiene la función de ¿terminar de pagarle¿ al concesionario lo invertido en la obra.

¿Antes, los licitantes presentaban tiempos mínimos de operación y mantenimiento para recuperar lo invertido ¿explica Jorge Alberto Marín, director técnico de la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI)-. Hoy se escoge a quien presente el monto menor de ingreso esperado en los peajes¿. 

La plata da para todo
Luego de una estructuración técnica, legal y financiera, el Ministerio de Transporte emite una resolución en donde fija la tarifa del peaje de la carretera concesionada e indica durante cuánto tiempo estará a cargo de la concesión.

De ahí en adelante, todo recaudo entra al concesionario, que está en la obligación de reinvertir parte de ese dinero en el mantenimiento de la vía. Esa tarifa no puede subir a una tasa mayor al IPC del año anterior y contempla un rubro de 225 pesos por carro, que se destina al Instituto Nacional de Vías (Invías) para realizar programas de seguridad vial.

¿Tanto el recaudo y la destinación de los dineros, al igual que el estado de la vía concesionada, son vigilados por una interventoría contratada por Inco, que le informa al Ministerio de Transporte sobre el curso de la concesión y lo pone al tanto de cualquier anomalía¿, asegura Marín.

Pero los peajes no solo reciben plata para el mantenimiento vial: por ley, los concesionarios están obligados a ofrecerles a los usuarios una serie de servicios adicionales incluidos en la tarifa y ayudarles a las autoridades en temas como la movilidad y la asistencia en caso de accidentes.

Dependiendo de la extensión y la complejidad de las obras, los concesionarios deben tener:

*Una o varias ambulancias para cubrir eventualidades en la carretera.
*Carros-talleres con mecánicos expertos.
*Grúas equipadas.
*Teléfonos SOS a lo largo de la vía, con línea directa a un ¿call center¿ de la concesión.
*Patrullas propias que vigilen el estado de las vías y avisen de posibles alteraciones del orden público.
*Un centro de control y atención al usuario.
*Algunas de ellas realizan pactos con las comunidades aledañas y acuerdan con ellas tarifas diferenciales.
*Dentro de las estaciones de peaje, deben disponer de baños públicos y, dependiendo de su tamaño, zonas de descanso y cafetería.

¿Además de los servicios, los concesionarios deben garantizar tiempos de respuesta mínimos ¿explica el ejecutivo de CCI-. No se trata solamente de tener grúas y ambulancias, sino de usarlas de forma eficaz cuando se necesiten¿.

Lo anterior implica también conexión directa con la Policía de Carreteras y hasta con el Ejército y la Policía Nacional, con quienes se ponen de acuerdo para los planes de seguridad y otros referentes a la movilidad, como el Plan Retorno.  

¿QUÉ OFRECEN LAS CONCESIONES?
Sabana de Occidente S.A. (Puente Río Bogotá- Alto El Vino)
*Dos ambulancias.
*Dos grúas.
*Dos carros-talleres.
*26 teléfonos SOS.
*Tres patrullas.

Devisab (cubre 160 kilómetros, desde Chía hasta Girardot)
*Cuatro grúas.
*Cuatro ambulancias.
*Dos carros-talleres.
*Una moto-taller.
*Dos volquetas.
*Un minicargador Bobcat.
*40 teléfonos SOS.
*48 radios móviles conectados a la Policía de Carreteras.

CCFC S.A. (Fontibón-Facatativá-Los Alpes)
*Una grúa.
*Una ambulancia.
*Un carro-taller.
*19 teléfonos SOS.

Coviandes (Bogotá-Villavicencio)
*Dos ambulancias.
*Tres grúas.
*Dos carros-talleres.
*Dos patrullas.
*Tres motos.

Autopista Bogotá-Girardot S.A. (Bogotá-Bosa hasta variante Girardot-Puente San Miguel)
*Dos ambulancias.
*Dos grúas.
*Dos carros-talleres.
*Teléfonos SOS cada dos kilómetros.
*Dos patrullas.
*Seis motos.

Desarrollo Vial del Norte S.A. (Peaje Calle 236 Briceño-Zipaquirá)
*Una ambulancia.
*Una grúa.
*Un carro-taller.
*Dos patrullas.
*Tres motos.

Todas las concesiones entregan volantes en los peajes, en donde se les informa a los usuarios acerca de estos servicios. Guárdelos y utilícelos de forma gratuita. Lo único que tiene que presentar es el volante de pago del peaje.

PARA UN SERVICIO EFICIENTE¿

*No bote el tiquete del peaje.
*Tenga en cuenta los números de emergencia.
*Infórmese de los servicios de asistencia de su compañía aseguradora.
*Consulte el mapa que lo lleva a su destino.
*Tenga en cuenta las normas de tránsito de la carretera.
*Evite las horas de congestión.  
Fuente: Concesión Devisab.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.