¡Hay colesterol en los motores que ruedan en el país!

Es el diagnóstico que arrojó el más reciente estudio de la compañía de lubricantes Mobil sobre el estado de muchos motores que se usan en el país.

Redacción Motor

05:39 a.m. 13 de mayo del 2011

Los motores de muchos vehículos que circulan en Colombia están presentando lodos en su interior, un daño que destruye su 'corazón' por razones que van desde malos hábitos de conducción, la aplicación de lubricantes de baja calidad y hasta los mismos biocombustibles, entre otros factores.

Un reciente estudio realizado por Mobil demostró que Colombia necesita una nueva generación de aceites de mayor calidad y un cambio en el modo en el que se manejan y se mantienen los carros, ya que muchos de los motores del país están llenos de lodos.

Los lodos son partículas de suciedad que se van 'coagulando' o aglutinando tanto en las piezas de los motores como en los distintos canales del sistema de lubricación, de la misma forma como el colesterol tapa las arterias del cuerpo humano.

La forma en la que se presentan es como una capa de consistencia cremosa, negra y espesa o blanca y espumosa, como una emulsión según el tipo de motor.
 
Hay muchos factores que confluyen para que se presente este problema que van desde el diseño del propulsor, las condiciones en las que trabaja un carro (incluidos hábitos de manejo y mantenimiento), la calidad del combustible y la del lubricante.
 
Específicamente para el caso colombiano, los investigadores de Mobil del Laboratorio de Soporte Técnico, que son los 'forenses' de los motores fallecidos, encontraron en las muestras alta humedad, la utilización de aditivos externos a los de la gasolina, contaminación de aceite con refrigerante, utilización de combustible de baja calidad, mezcla de solventes en el aceite y el incumplimiento de los tiempos de cambio recomendados por los fabricantes.

Los trancones, fatales
En la búsqueda de razones se encontró que el parque automotor colombiano está compuesto en su mayoría por motores de baja cilindrada que trabajan a altas revoluciones por minuto en condiciones críticas, tanto por el tráfico urbano como por la geografía nacional tan quebrada.

El alcohol le hace daño
La implementación de la biogasolina ha sido un factor crítico tanto por su almacenamiento como por el trabajo que efectúa en el motor, ya que si bien genera una combustión más limpia, por su composición tiene un alto grado higroscópico, es decir, absorbe agua del medio ambiente.

La tanqueada también
Existen riesgos cuando se tanquea con una gasolina que no ha sido debidamente almacenada y en tanques a los que no se les hace periódicamente un mantenimiento adecuado para eliminar la humedad, y también, cuando se conduce a muchos metros sobre el nivel del mar.

Malos hábitos son nefastos
Las pruebas de Mobil demostraron que los autos en Colombia se usan en recorridos cortos, con encendidas y apagadas frecuentes.  Lo que más atenta contra el motor es:
- Andar siempre en condiciones de alto tráfico.
- Realizar cambios de aceite en tiempos excesivamente prolongados.
- No cambiar el filtro del aire periódicamente.
- Mantener en regulares condiciones el sistema de combustión.
- No revisar los niveles de aceite y refrigerante.
- Usar aditivos extras para la gasolina y el aceite que vulneran sus capacidades originales y terminan perjudicando la vida útil de la máquina.
 
Así descubrieron los lodos
Para evitarlos, hay que mantener el sistema de combustión en buen estado, evitando mezclas ricas. Esto incluye inyectores y bomba de gasolina.

Los lodos empezaron a aparecer en los años 80 cuando se eliminó el tetraetilo de plomo de la gasolina, un antidetonante que a su vez ayudaba a disolver muchas de las partículas resultantes de la combustión.

Hoy basta con un sencillo examen, que permite saber si el motor tiene esos sedimentos: se debe quitar la tapa de entrada del aceite y observar si ésta presenta natas o lodos.

Luego, se puede introducir un dedo en el orificio 'raspar' la parte superior de la tapa de las válvulas donde también es frecuente que se aloje.

En una prueba un poco más complicada, es posible desarmar el cárter y si los hay, allí aparecerán de manera contundente. Si usted encuentra que hay lodos en su moto, la siguiente operación es llevarlo a desarmar y realizar una limpieza profunda, antes de ponerlo a funcionar de nuevo.

Previniendo los lodos
- Mantenga el sistema de combustión en buen estado, evitando mezclas ricas, incluidos inyectores y bomba de gasolina. Los motores 'desajustados' permiten mayor paso de gases a través de anillos, con la consecuente contaminación del aceite por condensación de ellos en el cárter.
- Realice el cambio frecuente de los filtros de aire para evitar paso restringido de aire.
- Utilice gasolina de buena calidad en estaciones reconocidas y de buen flujo.
- Haga cambios de aceite en el tiempo recomendado. Si el carro está en la ciudad y trabaja menos de 10 mil kilómetros al año se debe reducir más o menos al 20 por ciento el tiempo de recambio.
- Si el vehículo está estacionado por largos periodos, se debe cambiar el aceite cada tres meses para evitar la aparición de humedad.
- Verifique periódicamente el nivel del aceite.
- Use un aceite de buena calidad, ya que contrarresta la formación de lodos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.