Honda y Toyota le apuestan al hidrógeno, como tecnología para 'mover' sus vehículos en el año 2015

Los salones del automóvil de Tokio y Los Ángeles han vuelto a poner en el tapete el tema de la pila de hidrógeno como la real fuente de energía limpia para los motores eléctricos en los vehículos.

Redacción Motor

08:51 p.m. 06 de diciembre del 2013

Daimler, Renault-Nissan y Ford hicieron oficial un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de esta tecnología, de cara a ofrecerla a corto plazo.

Específicamente las japonesas Honda y Toyota están apostando por llevar al mercado esta tecnología en el 2015, algo que hasta hace unos años no estaba dentro de los planes más inmediatos de la industria, pues esta ha guiado su esfuerzos hacia la propulsión con baterías eléctricas.

Por lo pronto, Honda tiene un nuevo prototipo denominado Honda FCEV. Este modelo fue presentado en el Salón de Los Ángeles sin dar a conocer muchos detalles técnicos. El FCEV sería el encargado de sustituir el Honda FCX Clarity, única apuesta comercial de la japonesa con esta tecnología, con motor eléctrico de 136 caballos de potencia alimentado por baterías de iones de Litio, las cuales son recargadas por una pila de combustible de hidrógeno.

La autonomía de este vehículo es de 460 kilómetros, gracias a la energía que suministran los tanques de almacenamiento de hidrógeno, a una presión de 350 bares. Por su parte, Toyota debutó con el FCV en Tokio. Este prototipo tiene una potencia máxima de 136 caballos, la cual es desarrollada por la pila de combustible de hidrógeno, empleando –además– un conjunto de baterías como sistema de almacenamiento secundario. El Toyota FCV emplea dos tanques de almacenamiento de hidrógeno a 700 bares de presión.

Otros proyectos

Pero Honda y Toyota no la tienen fácil. A comienzos de este año, Daimler, Renault-Nissan y Ford hicieron oficial un acuerdo de colaboración para el desarrollo conjunto de esta tecnología, de cara a ofrecer una apuesta comercial bajo una misma base tecnológica a corto plazo.

Los objetivos del acuerdo hablan de las diversas posibilidades que ofrece esta tecnología para convertirse en una realidad comercial en el año 2017. Todo indica que el primer modelo a mostrar será el Mercedes-Benz Clase B F-Cell.

Falta superar escollos

El alto precio de esta tecnología, el delicado manejo del hidrógeno y la falta de una adecuada infraestructura de recarga son las grandes trabas para que esta alternativa se convierta en realidad.

Evolución del sistema

Toyota consiguió un notable aumento del rendimiento del hidrógeno, mayor eficiencia de la pila de combustible y una gran autonomía, elementos que le permitirían llegar al mercado con una fórmula atractiva.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.