A la hora de conducir se debe mantener una distancia apropiada con los otros vehículos

En ciudades tan congestionadas como Bogotá, Medellín y Cali, entre otras, muchos de los accidentes de tránsito se deben a la falta del trecho de frenado entre los vehículos.

Redacción Motor

06:15 p.m. 20 de febrero del 2015

El exceso de velocidad, la confianza en el estilo de manejo de cada persona y los sistemas de frenos del vehículo, influyen en gran parte a que una persona no tome las medidas necesarias, lo que lleva a ocasionar accidentes.

Una de las variables que debe tener en cuenta un conductor, sin importar el modelo o tipo de vehículo que maneje, es la distancia de detención, la cual es el tramo que recorre un vehículo desde que el conductor percibe la situación que lo obliga a frenar hasta que se detiene totalmente.

Como esta detención no se produce de inmediato, es ahí donde el conductor pierde el control de la situación y ocurren los accidentes.

Para poder establecer el tiempo de detención hay que tener en cuenta otros dos factores: el tiempo de frenado (lapso que transcurre mientras se accionan los frenos y el vehículo se detiene por completo) y el de reacción del conductor (tiempo que le toma al usuario asimilar una situación y pisar el freno del vehículo).

De acuerdo a estudios, el tiempo de reacción de una persona está calculado en un segundo, sin embargo este puede variar de acuerdo a los reflejos de cada individuo, la edad, su destreza al conducir, el cansancio y la concentración al manejar.

Por su parte, el tiempo de frenado del vehículo está condicionado a su estado mecánico en cuanto a las llantas, eficacia del sistema de frenos y de la suspensión, a lo que se suma el estado de la vía y el clima.

Que dice la ley

Según el Código Nacional de Tránsito, al andar a 30 kilómetros por hora (velocidad de manejo promedio en zonas residenciales y escolares) se debe dejar 10 metros de espacio con el vehículo que va adelante; entre 30 y 60 kilómetros por hora, se debe tener una distancia de 20 metros; entre 60 y 80 kilómetros por hora, se debe guardar una distancia de 25 metros y al circular a más de 80 kilómetros por hora, debe ser de 30 metros.

Tenga en cuenta

*Evite al máximo las distracciones mientras conduce; esté atento a la vía. *Revise periódicamente el estado mecánico del vehículo: labrado de llantas, efectividad del sistema de frenos y funcionamiento correcto de la suspensión.
*Maneje a una velocidad adecuada de acuerdo a la vía y flujo vehicular de la zona.
*Mantenga una buena distancia lateral con otros vehículos. Esto le permite reaccionar ante un cambio de carril inesperado.
*Vigile la distancia con el vehículo de atrás en caso de realizar una frenada de emergencia.
*Si viaja con cupo lleno en su vehículo tenga en cuenta que el carro va a tardar más en frenar.

El truco de los dos segundos

Medir las distancias, sobre todo si se está conduciendo, no es fácil. Un buen truco es buscar un punto de referencia (un árbol, un poste o una señal) y cuando lo rebase el vehículo que lo precede, cuente mentalmente: “mil ciento uno, mil ciento dos”. Esto equivale a unos dos segundos. Si ha llegado antes de terminar a ese punto, debe aumentar la distancia de separación. Otra técnica puede ser visualizar dos rayas de líneas discontinuas en la vía entre el vehículo de adelante y el suyo.

Frente a ciclistas y motociclistas

Con los ciclistas y los motociclistas hay que extremar las precauciones debido a que son los más vulnerables de la vía. La recomendación es mantener al menos un metro y medio de distancia. Durante un adelantamiento mantenga una distancia lateral suficiente.

En condiciones adversas

Con condiciones climatológicas adversas o de noche, la distancia de seguridad debe ser mayor a los dos segundos (cuatro a cinco segundos es lo recomendable). El tiempo de reacción aumenta por la falta de visibilidad y la frenada se retarda si no hay suficiente adherencia.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.