'Hubu', la serpiente venenosa del aire: finaliza la colección de EL TIEMPO y Revista Motor

El SR-71 Blackbird era un avión de reconocimiento estratégico y alta velocidad que estuvo en servicio desde 1964 hasta 1998.

Redacción Motor

05:00 a.m. 18 de diciembre del 2009

La compañía americana Lockheed fue la encargada de producir el SR-71 Blackbird, miembro de la Fuerza Aérea de Estados Unidos y uno de los primeros aviones en los que la fábrica puso a funcionar sus tecnologías furtivas. Se destacó por alcanzar altas velocidades (Mach 3) con facilidad y por ser uno de los más ágiles para evadir misiles tierra-aire.

Fue mostrado al público por el presidente Johnson, el 29 de febrero de 1964. Su presentación y su designación (SR: ataque y reconocimiento) fueron una sorpresa para la Fuerza Aérea, que hasta el momento estaba trabajando en el desarrollo del R-12, un modelo totalmente diferente, así que tuvieron que cambiar los planos de inmediato.

La primera versión, aun llamada R-12, realizó su primer vuelo de prueba el 22 de diciembre de 1964. En enero de 1966, el primer SR-71 entró en servicio en el ala de reconocimiento estratégico en la base aérea de Beale (California) y allí permaneció en servicio hasta 1991.

Luego pasó la base de Okinawa, en donde recibió el sobrenombre 'Habu', pues su aspecto peligroso y amenazante se asemejaba al de este tipo de serpiente venenosa que habita en la región.

En total Lockheed produjo 32 SR-71 Blackbird, dos especiales para entrenamiento y todos los demás, miembros de la Fuerza Aérea. De estos se perdieron 12 en misiones y accidentes.

Por los altos costos de mantenimiento y debido a que era un avión viejo, del cual ya no se fabricaban repuestos, el 26 de enero de 1990 la Fuerza Aérea de Estados Unidos tomó la decisión de retirarlos de servicio. Y aunque hubo un segundo intento por reincorporarlos en las tropas,en el 98 fueron retirados definitivamente, después de cumplir su misión de búsqueda de misiles Scud, durante la guerra de Iraq.

Diseño casi imperceptible
La estructura del  Blackbird  está hecha en titanio importado casi a escondidas de la Unión Soviética durante la Guerra Fría. Por fuera fue pintado de azul oscuro, lo que le servía para camuflarse en el cielo. Algunos, también contaban con unas rayas rojas para permitirles a los técnicos de mantenimiento utilizarlas como marcas que evitaban daños en el fuselaje.

Además, el Blackbird contaba con algunas características especiales que lo hacían imperceptible en algunos radares. Los ingenieros de Lockheed lo hicieron basándose en la idea de que la invisibilidad se daba si el fuselaje tenía una forma aplanada, con laterales estrechos. También pusieron algunos materiales como aditivos de compuesto de cesio en el combustible y, en algunas partes de la superficie, forma de dientes de sierra.

Pero para alcanzar las altas velocidades que se esperaba debía tener unas características especiales en sus salidas de aires y la excesiva salida de gases de sus motores lo hacía perceptible en los radares de control de tráfico aéreo civil y más entre las señales infrarrojas.

CIFRAS HISTÓRICAS DEL BLACKBIRD
3.551 misiones.
17.300 salidas en total.
11.008 horas de vuelo en misiones.
53.490 horas de vuelo en total.
2.752 horas de vuelo en misiones a Mach 3.
11.675 horas de vuelo totales a Mach 3.

ADQUIÉRALO ESTE MARTES
Espere este martes 22 de diciembre, con la colección de EL TIEMPO y revista Motor, el SR-71 Blackbird,  último modelo de la colección de los 'Superaviones de combate', con solo recortar el cupón que aparece en EL TIEMPO, más 10.900 pesos, en centros de ventas, expendios, o con su voceador de confianza.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.