La Hyundai Veracruz le apuesta a la tercera fila

El más reciente lanzamiento de Hyundai es una camioneta 4x4 con espacio de sobra para llevar a siete personas. Las características mecánicas y los acabados son sobresalientes.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Si le gusta andar en un carro que los demás respeten por su tamaño pero que se comporte en la carretera como un automóvil, existe una muy buena opción: la Hyundai Veracruz.

Este vehículo utilitario deportivo con opción para doble tracción es el nuevo y más grande miembro de esa marca coreana en el país, pues cuenta con tres filas de asientos, suficientes para llevar a siete personas sentadas con comodidad y le queda espacio para la carga.

Incorpora una planta motriz de 3.8 litros y caja automática de seis velocidades, con la posibilidad de manejo manual, que le brindan la potencia y la suavidad necesarias para hacer de esta ¿crossover¿ un modelo especial para viajes largos.

Le ayuda a ser un carro suave de manejar la dirección de piñón y cremallera, que responde con obediencia a cualquier maniobra, sin importar la brusquedad o la delicadeza con que el piloto mueva el timón. Además, tiene un ángulo de giro excelente para un carro de su tamaño.

El motor despliega 257 caballos que para nada castigan el consumo de combustible, pues hace 38 kilómetros por galón en carretera y 29 en la ciudad, un nivel bastante bueno, si se tiene en cuenta que el peso total del vehículo es de dos toneladas.

Buenos acabados
El habitáculo es cómodo y cuenta con acabados pulidos y sobrios, y no se ven excesos en los detalles ni elementos mal cosidos. El tablero de mandos es imponente y los relojes son de fácil lectura.

A primera vista, solo se ven dos filas de asientos y un baúl de proporciones gigantescas; sin embargo, escondidos en el piso de la zona de carga se encuentran los espaldares de las sillas de la tercera fila, que se despliegan en toda su extensión para dar paso a esos asientos con tan solo halar un par de manijas. Estas sillas tienen capacidad para alojar a dos personas.

El andar silencioso de la camioneta se debe a su buena insonorización, a la suavidad del motor y a unas suspensiones suaves que brindan gran confort durante la marcha.

Como ¿crossover¿ que es, la Veracruz se puede poner en modo 4x4 a voluntad, con solo oprimir un botón cerca del timón y sin importar si el carro está en movimiento. Hay que recordar que este tipo de vehículo tiene tracción en las cuatro ruedas pero carece de bajo.

El manejo en destapado también es muy suave e incluso en las curvas se siente el buen funcionamiento de la suspensión, el 4x4 y la distribución electrónica de la fuerza de frenado, que no permite que el carro derrape en demasía, a pesar del volumen de la carrocería y su peso generoso.

FICHA TÉCNICA

Motor: 3.8 litros.
Caballos de potencia: 257.
Alimentación: inyección.
Dirección: hidráulica, de piñón y cremallera.
Caja de cambios: automática de seis velocidades con manejo secuencial.
Frenos: de disco, ventilados adelante y sólidos atrás, con ABS y EBD.

Accesorios: doble airbag delantero, timón ajustable en altura de profundidad, radio con MP3, cinturones para los siete puestos, silla del conductor ajustable en altura y con ajuste lumbar.

Precio: 105 millones de pesos, la versión GL de gasolina. La más costosa es la diesel, que vale 120 millones.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.