Ikarus, el bus de Hungría, llega a la colección Buses del Mundo

Surgió en 1949 de la fusión de la compañía constructora de aviones del mismo nombre y la antigua fabricante de autobuses Uhri Imre Kovács- és Kocsigyártó üzeme que había iniciado su actividad en 1895.

Redacción Motor

09:17 p.m. 11 de junio del 2014

El transporte público en la ciudad de Budapest está administrado por la compañía pública, BKV o Budapesti Közlekedési Vállalat (Compañía de transportes de Budapest), fundada en 1968 y se encarga de todos los medios de transporte urbanos y suburbanos de la ciudad, incluyendo las líneas férreas urbanas y convencional.

La base del transporte público de Budapest son los autobuses, aunque las estrechas calles apenas permiten la existencia de carriles de bus separados del tránsito normal, por lo que su circulación se hace muy complicada.

La compañía BKV cuenta con unos 1.200 autobuses, mil de ellos de la marca Ikarus, para cubrir las 213 líneas diurnas y las 39 nocturnas. Estos autobuses están pintados de azul mientras que los trolebuses son rojos.

Tras sus éxitos comerciales en la década de 1910 y 1920, Ikarus quebró en 1929 y 1935 reinició actividades hasta la fecha. En 1955 y 1956 produjo los nuevos modelos de motor delantero, los Ikarus 620, 630 y 631 protagonista de la colección Buses del Mundo.

Luego de la disolución del bloque comunista y la reunificación de Alemania, las ventas en estos países cayeron en picado, pero fueron compensadas con nuevos modelos para el mercado sudamericano. Además, en la segunda mitad de los años ochenta, Ikarus empezó a vender carrocerías al fabricante de autobuses canadiense Orion.

Hágase al modelo

Para obtener el bus húngaro de 1955, recorte el cupón que saldrá mañana jueves 12 de junio, más 14.900 pesos, y reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.