Un informe de la NHTSA confirmó que la cámara trasera reduce considerablemente la accidentalidad

Este dispositivo mejora hasta un 75 por ciento la visibilidad posterior del vehículo. A partir del año 2018 los autos fabricados en Estados Unidos deberán instalarlo.

Redacción Motor

05:37 a.m. 07 de noviembre del 2014

La Administración Nacional de Seguridad Vial de Estados Unido pudo establecer que los sistemas de cámara de visión trasera han disminuido sobre todo los accidentes con peatones.

Por tal motivo, este organismo gubernamental recordó a los fabricantes de autos que operan en ese país que a partir de 2018 los vehículos con un peso inferior a 4.500 kilogramos, en el que están incluidos automóviles compactos, SUV, minivans, así como pequeños camiones y buses, deberán estar equipados con este sistema de seguridad para poder ser comercializados.

Según la Nhtsa, la instalación de este sistema salvará la vida de hasta 69 personas por año. De acuerdo a un informe de esta entidad, los accidentes y atropellamientos por falta de visibilidad en la zona posterior son la principal causa, con 15.000 lesiones por año, y aclara que el 31 por ciento de las muertes corresponde a menores de cinco años y el 21 por ciento a mayores de 70 años.

Tras un análisis de 18 vehículos de diferente marca y tamaño, se pudo establecer que en los que venían con este sistema la visión que el conductor tenía del entorno trasero del vehículo pasó de un 34 a un 75 por ciento.

Este estudio realizado para la Nhtsa, por medio de la Fundación AAA para la seguridad vial y el Automóvil Club del Centro de Investigación Automotriz del sur de California, estableció que todos los sistemas probados cumplen y muchos superan las especificaciones de calidad de la imagen que exige la directriz de la Nhtsa.

Sin embargo encontró algunas fallas que solo el conductor puede resolver, como la limpieza periódica del lente (en época de invierno o por tipos de terrenos) que se ensucia con facilidad, por lo cual la inspección previa a la unidad es un buen hábito que asegura que la cámara esté lista para capturar una imagen clara.

Costos del sistema

Según cálculos de la NHTSA, integrar una cámara de vídeo trasera que cuente con pantalla LCD en un vehículo, supone un precio extra de alrededor de 45 dólares por unidad, mientras que en el caso de los modelos básicos, que todavía no hagan uso de ningún tipo de pantalla, el valor aumentará hasta 142 dólares.

Otras iniciativas

Esta medida que también está siendo estudiada en Europa, pretende a su vez la adopción de sistemas de filmación en tiempo real para determinar la culpabilidad en un eventual accidente. Sin embargo, son muchos los usuarios y organizaciones que están en su contra ante una posible vulneración de la privacidad.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.