Las infracciones que todos los actores de la vía cometen día a día con impunidad

Conductores, peatones, ciclistas y motociclistas cometen infracciones a diario. Algunos, incluso ponen en riesgo su vida y las de sus acompañantes. A continuación un listado de las más comunes.

Redacción Motor

07:18 p.m. 11 de octubre del 2013

“Déjelo ahí, que ahí no le pasa nada. Bien cuidado patrón”, es la frase que se les oye con frecuencia esos ‘cuidadores’ de carros que se apoderaron de las calles en Bogotá. Y tienen razón, ellos saben que por ahí no se van aparecer ni los agentes ni las grúas de tránsito a llevarse el carro. Ese es un lado del problema.

Al otro lado está la falta de cultura ciudadana, de respeto a las normas y a los demás pues al igual que quien se para en una vía principal y pone las luces estacionarias no le importa que bloquee el tráfico e incomode a los demás. Sí, a ese conductor no le va a pasar nada.

Esas son las violaciones a las normas de tránsito más frecuentes, pero hay otras que se ven a diario y generan alto riesgo para otros conductores, peatones, ciclistas y motociclistas que ya forman parte del paisaje urbano. El 'PARE' es sólo una 'sugerencia' en Colombia; la luz amarilla significa acelerar a fondo y en muchas ciudades el semáforo sólo es un elemento más de la calle; ceder el paso o poner las direccionales, son señales para hundir el acelerador y evitar que el otro pase. Y se vale recoger y dejar pasajeros en cualquier parte.

Todos esos comportamientos tienen una sanción en el Código Nacional de Tránsito, pero se convirtieron en algo tan común que ya las autoridades ni se inmutan. Claro este es un asunto en el que se requiere la educación y la cultura de la gente, pero todavía estamos muy lejos de que haya que tener un policía encima para cumplir la ley.

A continuación encontrará las conductas o infracciones invisibles de ese 'manual de buenas intenciones' para conductores, peatones, ciclistas y motociclistas.

Los pecados de los ciclistas y motociclistas

No transitar por la derecha de la vía.

Agarrarse de otro vehículo en movimiento

Transportar personas o cosas que disminuyan su visibilidad e incomoden la conducción.

Transitar por andenes, aceras, puentes o demás lugares de uso exclusivo para el tránsito de peatones.

Transitar sin los dispositivos luminosos requeridos.

Transitar en sentido contrario al estipulado para la vía, calzada o carril.

No detenerse ante una luz roja o amarilla de semáforo, una señal de "PARE" o un semáforo intermitente en rojo. (…)

Conducir sobre aceras, plazas, vías peatonales, separadores, bermas, demarcaciones de canalización, zonas verdes o vías especiales para vehículos no motorizados (Estas infracciones además de la multa, generan inmovilización de la motocicleta).

Adelantar entre dos vehículos automotores que estén en sus respectivos carriles.

Transitar por zonas restringidas o por vías de alta velocidad como autopistas y arterias, en este caso el vehículo no automotor será inmovilizado.

Los pecados de los vehículos particulares*

No reducir la velocidad a 30 kilómetros por hora en lugares de concentración de personas y en zonas residenciales y escolares. Cuando se reduzcan las condiciones de visibilidad; cuando las señales de tránsito así lo ordenen; en proximidad a una intersección; cuando transite por cruces de hospitales o terminales de pasajeros.

Dejar de señalizar con las luces direccionales la maniobra de giro o de cambio de carril.

Transitar por el carril izquierdo de la vía a velocidad que entorpezca el tránsito de los demás vehículos.

Hacer uso de sirenas, luces intermitentes, o de alta intensidad y aparatos similares.

No atender una señal de ceda el paso.

No respetar el paso de peatones que cruzan una vía en sitio permitido para ellos o no darles la prelación en las franjas para ello establecidas.

Reparar un vehículo en las vías públicas, parque o acera

Usar sistemas móviles de comunicación (teléfonos celulares) sin accesorios o equipos auxiliares que permitan tener las manos libres.

Conducir realizando maniobras altamente peligrosas, siempre y cuando la maniobra viole las normas de tránsito que pongan en peligro a las personas o las cosas y que constituyan conductas dolosas o altamente imprudentes.

Usar la luz plena o alta, fuera del perímetro urbano, cuando se aproxime un vehículo en sentido contrario… o cuando la luz plena alcance un vehículo que transite adelante y pueda perturbar su conducción.

No utilizar las señales direccionales para girar o cambiar de carril.

No utilizar la señal luminosa intermitente al detener el vehículo en la vía pública.

Arrojar residuos sólidos al espacio público desde un vehículo automotor o de tracción animal o humana, estacionado o en movimiento. (*Aplican para todo tipo de vehículos)

Los pecados de los Peatones

Invadir la zona destinada al tránsito de vehículos, transitar en ésta en patines, monopatines, patinetas o similares.

Colocarse delante o detrás de un vehículo que tenga el motor encendido.

Cruzar la vía atravesando el tráfico vehicular en lugares en donde existen pasos peatonales (cebra o puentes peatonales)

Ocupar la zona de seguridad y protección de la vía férrea.

Subirse o bajarse de los vehículos en movimiento.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.