El inolvidable Simca 1000, no era el más económico pero estuvo al alcance de muchos

Su bajo peso, espacio interior y comportamiento ágil fueron algunas de las bondades que lo destacaron.

Redacción Motor

07:08 p.m. 05 de septiembre del 2014

Presentado en el Salón de París de 1961, el Simca 1000 rápidamente comenzó a ser alabado por la prensa y bien recibido por el público de países como Francia, Bélgica, Holanda, Suiza e Italia, cerrando 1962 con más de 160.000 unidades fabricadas. Es por eso que no debería extrañarse que para 1968 pusiera sus pies en nuestro país gracias a Colmotores.

Ese año comenzó su ensamblaje con las partes traídas de España y Francia, y en agosto fue presentado oficialmente en la Feria Internacional de Bogotá. Para 1970 ya se habían ensamblado cerca de 1.400 unidades del Simca 1000, modelo de 3.80 metros de largo, espacio interior para cinco personas, motor de 944 cm3 y 49.5 caballos de potencia, transmisión de cuatro velocidades, suspensión independiente y apenas 710 kg de peso.

Aunque su precio de 89.521 pesos no era el más económico, sí lo ponía al alcance de muchos, pero gracias a la reducción de gravámenes para autos fabricados en Colombia impuesta por el Gobierno en 1971, la segunda serie del Simca, que recibía faros delanteros más grandes, una falsa parrilla cromada, luces traseras rectangulares, entre otros, redujo su precio a 65.000 pesos. Ese año la producción superó las 3.000 unidades.

En 1972 Chrysler Colmotores sacó al mercado 2.000 unidades del Simca 1000 para operar como taxi, línea que se seguiría produciendo hasta el fin de su vida comercial. Al año siguiente se dio otro importante cambio con la presentación del Simca 1204, modelo que utilizaba un motor de 1.204 cm3 y 55 caballos, el mismo que habían utilizado las 100 unidades de la serie “El Llanero” comercializada en 1971.

Los cambios incluyeron la sustitución del dínamo por un alternador, la adecuación de un tablero en imitación madera, nuevo timón de tres brazos y algunos sutiles cambios exteriores. Su producción iría hasta 1975 cuando fue reemplazado por el Simca 1300, que empleaba un motor de 1.294 cm3 y 65 caballos, agregando también rines de 13 pulgadas, llantas radiales, frenos de disco, tablero con más instrumentación y hasta desempañador para el vidrio trasero.

Tras nueve años en Colombia y con cerca de 27.000 unidades producidas, el Simca 1000 vio el final de su vida comercial en 1977, habiéndose convertido en uno de los modelos más populares de su época gracias a la agilidad brindada por su motor, su bajo peso y su configuración mecánica.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.