El invencible halcón negro: colección de superaviones de combate EL TIEMPO-Motor

Su reputación empieza cuando en Vietnam quedó demostrado que estos helicópteros eran una poderosa arma y una importante herramienta para transportar y desplegar tropas en terrenos de difíciles.

Redacción Motor

05:00 a.m. 04 de diciembre del 2009

UH - 60A  Black Hawk, es uno de los más famosos de la colección de superaviones de combate de EL TIEMPO y revista Motor. Es uno de los miembros activos de las fuerzas aéreas más temidos y guerrero y las adaptaciones que se le han hecho en cada país lo hacen aún más invencible.

Fabricado por la compañía estadounidense Sikorsky Aircraft, el Black Hawk es un helicóptero utilitario de carga media, bimotor, diseñado especialmente para el transporte táctico.
Los helicópteros utilitarios son aquellos polivalentes que pueden desempeñar roles como ataque en tierra, reconocimiento, asalto aéreo, soporte a fuego enemigo y transporte de tropas y carga. Su tamaño pro lo general está entre los helicópteros de cargas y los ligeros de observación.

Sikorsky comenzó la producción del Black Hawk en 1976 después de haber ganado la competencia UTTAS (siglas en ingles de Utility Tactical Transport Aircraft System) del ejército norteamericano. Entro al servicio solo tres años más tarde con la denominación UH-60 remplazando al viejo UH-1 Huey, helicóptero que demostró durante la guerra de Vietnam sus grandes capacidades como aeronave. Podía usarse como plataforma de rescate, apoyo artillado y transporte de tropas.

Además, el UH-60 está hecho especialmente para soportar situaciones extremas como un aterrizaje de emergencia, pues su diseño robusto tiene una deformación progresiva y protege el habitáculo el helicóptero.

Historia y actualizaciones

El prototipo hizo su primer vuelo en octubre de 1974 y fue recibido en la US Army en 1979. En los años 80 recibió su primera actualización, (el UH-60L) con mayor poder y capacidad de elevación. Finalmente se renovaron varias de sus características, se le dio mayor tecnología y se actualizó todo su sistema electrónico (controles de vuelo y de navegación) y recibió el nombre de UH-60L. los expertos aseguyran que esta es la versión que le dio vida activa al Black Hawk por lo menos hast ala década de 2020

El Black Hawk colombiano

Denominado como 'El Arpía', es una versión de Black Hawk desarrollado especialmente para la fuerza aérea colombiana. Entre sus grandes diferencias está en que no solo cumple labores de los helicópteros utilitarios comunes sino que también presta servicio de combate.

El primero, Arpía I, llegó a Colombia en 1991 en su versión UH-60L. Al principio fue adquirido para cumplir con su labor de transportador de carga y militares, pero tras la necesidad de la fuerza aérea de artillar sus helicópteros y por una iniciativa de los técnicos de mantenimiento, comenzaron las reformas que les darían poder de fuego interna y externamente.

La primera versión fue hecha 100 por ciento en Colombia. Para la segunda versión, ante la evidente necesidad de armas, la fábrica americana de las aeronaves decidió ayudar y asesorar tecnológicamente. Gracias esto estos segundos ejemplares son mucho más avanzados que cuentan con mayor tecnología para el control del tiro y un importante radar de navegación.
 
La última versión todavía protagonista en Colombia es el Arpía III. De esta flota llegaron 2 lotes, uno en 1999 y otro en el 2002. Fue la prueba para la fábrica estadounidense que estos eran un arma muy efectiva y se dio luz verde para comenzar a artillarlos con asesoría israelí con mejores municiones y armas.

ADQUIÉRALO ESTE MARTES

Espere este martes 8 de diciembre, con la colección de EL TIEMPO y revista Motor, el Mikoyan MiG-29,  duodécimo modelo de la colección de los 'Superaviones de combate'.

Adquiéralo con solo recortar el cupón que aparece en EL TIEMPO, más 10.900 pesos, en centros de ventas EL TIEMPO, expendios, o con su voceador de confianza.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.