Jamás deje a sus hijos solos en el interior de un carro

Un automóvil no es un juguete ni una niñera, por muchos accesorios que tenga, incluyendo mascotas o sistemas de entretenimiento con pantallas de DVD. El clima y eventos fortuitos pueden terminar en tragedia.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Muchos colombianos recordarán tristemente cuando, en 1993, un carro bomba fue activado en el Centro 93 de Bogotá.

Pero hubo un hecho que muchos no saben y que el escuadrón antiexplosivos de la policía jamás olvidará: un matrimonio dejó a su niña de siete años en el carro mientras iban de compras y cuando regresaron, sólo hallaron el vehículo destrozado.

Se considera que cerca del 10 por ciento de las muertes relacionadas con los automóviles en el mundo no tiene que ver con el tráfico, sino con incidentes propios de los lugares no considerados como ¿vía pública¿. Por ejemplo, un vehículo que atropella a un niño en el estacionamiento o cuando los niños quedan solos dentro del automóvil.

Cuestión de lógica
Distintos estudios e investigaciones de incidentes del mundo real indican que más de un tercio de los niños muertos en la vía pública fue accidentalmente abandonado por sus padres o cuidadores en un vehículo, mientras que otro tercio quedó atrapado dentro del vehículo mientras jugaba sin supervisión.

Es lamentable saber ¿además- que uno de cada cinco de los niños muertos fue abandonado intencionalmente en el vehículo por un adulto, quizás por librarse de ellos un rato, por llevarlos a sitios en donde no podían ingresar o para que el agente de tránsito, o peor aún, los delincuentes, no se llevaran el auto.

¿Cuántos adultos caen en pánico al verse amenazados por un asaltante? Seguramente muchos. No se puede esperar que un niño sea más que sus padres en esta situación.

La temperatura también
Otra amenaza para ellos es el calor, que es mucho más peligroso para ellos que para los adultos: al ser abandonado en un vehículo bajo el sol, la temperatura corporal del niño puede aumentar de tres a cinco veces más rápidamente que la de un adulto.

Ese efecto, conocido como hipertermia, puede provocar daños permanentes o, incluso, la muerte.

Según un estudio realizado por la universidad estatal de San Francisco, aún cuando la temperatura exterior sea relativamente baja, el interior de un automóvil puede alcanzar una temperatura muy peligrosa para un niño, en cuestión de minutos.

*Este artículo fue escrito con base en la información enviada por Richard Cifuentes, lector de Vehículos.


MEDIDAS SALVADORAS
Enséñeles a no jugar dentro de vehículos o cerca de ellos.
Nunca los deje sin supervisión cuando se encuentren dentro de un vehículo.
Cierre con llave las puertas y el baúl, especialmente cuando el vehículo esté en la casa.
Mantenga las llaves y los dispositivos de apertura a control remoto fuera del alcance de ellos.
Présteles constante atención al cargar o descargar elementos.
Asegúrese de que abandonen el carro cuando lleguen a su destino. No deje a los bebés durmiendo adentro, aún dentro del garaje.
Coloque la cartera o el maletín en el piso del asiento trasero en el que se encuentra el niño. Esta simple medida puede ayudar a evitar su olvido.
No los lleve a sitios en donde no se les permite el ingreso.
No los utilice para ¿vigilar¿ el carro. Es inhumano y muy peligroso.
Diversas investigaciones demuestran que dejar la ventana levemente abierta no reduce suficientemente la acumulación de calor, pero incrementa el riesgo de que el niño sea atacado por extraños.

PARA CREAR CONCIENCIA
Dejar a los niños solos dentro del carro acarrea serias sanciones para los padres en Estados Unidos. 
Por eso la organización Safe Kids y General Motors llevan a cabo una campaña educativa que busca crear conciencia en los padres sobre esa problemática.

La iniciativa ¿Nunca deje a su niño solo¿ (Never Leave Your Child Alone) incluye folletos en inglés y español, con información acerca de las consecuencias nocivas del calor. Más información en las direcciones web www.safekids.org y www.gmability.com

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.