Este jueves llega la aplanadora de Volvo, el último modelo de 'Máquinas de Construcción'

Recorte el cupón que saldrá este 9 de abril en EL TIEMPO y más 15.900 pesos reclámelo en librerías, almacenes de cadena, expendios o en los centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

Redacción Motor

11:38 p.m. 03 de abril del 2015

El último modelo de nuestra colección, ‘Máquinas de Construcción’, es la aplanadora, una de las máquinas más comunes utilizada para compactar, alisar y emparejar diferentes tipos de superficies.

Sus principales componentes son los dos pesados tambores o cilindros, sobre los cuales gira la máquina, que complementados por unas ondas vibratorias generadas dentro de los mismos, permite compactar de mejor forma el terreno.

Existen varios tipos de compactadoras para toda clase de aplicaciones en suelo y pavimentación, así como compactación de grava, piedra triturada, mezcla de arena y asfalto, tierra, cemento y trabajos de relleno con piedras.

Las llamadas vibratorias pueden ser mecánicas o hidráulicas en función de su sistema de transmisión. Las primeras, casi siempre de pequeño tamaño y diseño compacto, se emplean para reparación y mantenimiento de caminos, cunetas, etc., mientras que las segundas van destinadas a tareas de más envergadura.

En el caso de la Volvo DD90HF, sus rodillos tienen 66 pulgadas de ancho (1.675 mm), con bordes biselados y curvados, para dar un mejor acabado al borde del camino. En el interior de los tambores trabajan motores de pistones radiales, capaces de generar entre 3.800 a 2.850 vibraciones por minuto.

Esta máquina es capaz de compactar hasta 290 toneladas de mezcla asfáltica caliente por hora. Tiene ocho ajustes de amplitud posibles para obtener la compactación necesaria en capas profundas y/o mezclas más consistentes y dispone de un eficiente sistema de riego cuya capacidad total es de 984 litros de agua.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.