Para que no vaya por lana, y salga trasquilado: revisión de antecedentes de un carro

La Dijin agilizó los procesos en las salas de revisión de automotores y ahora se puede obtener el certificado en tan solo dos horas, cualquier día de la semana.

Redacción Motor

05:00 a.m. 28 de agosto del 2009

El martes de la semana pasada, el señor Joaquín Cortés*,  llegó a la sede de la Dijin en Bogotá para tramitar el certificado de antecedentes del carro que iba a comprar. Dos horas después, su sorpresa y la del vendedor fue mayúscula, pues el vehículo aparecía reportado como robado.  

Hasta ahí llegó el negocio porque el automotor fue inmovilizado. Este no es el único caso. El Grupo de Automotores de la Dirección de Investigación Criminal de la Policía Nacional, Dijin, revisa en promedio, cada día, entre 150 y 190 vehículos. De estos, entre 3 y 4 son inmovilizados. 

Las razones son varias: han sido hurtados en Colombia o en el exterior, presentan adulteración en los sistemas de identificación y seguridad del motor y el chasis que han sido borrados o regrabados, o tienen antecedentes como embargos o están incursos en procesos judiciales por accidentes de tránsito u otro tipo de ilícitos. 

Por eso, para que no pase un mal rato, o 'vaya por lana y salga trasquilado', lo mejor es acudir a la Dijin para que allí los expertos hagan la revisión en la que en tan solo dos horas le certifican la originalidad y legalidad del vehículo teniendo en cuenta sus sistemas de identificación, documentos y antecedentes. 

Aunque este trámite no es obligatorio en las transacciones de compra y venta de vehículos, las autoridades le recomiendan a quienes vana adquirir un vehículo usado hacerlo "para no poder en riesgo su inversión, ya que el ingenio colombiano es ilimitado y se presentan muchas falsificaciones".

Además, piden a los usuarios de este servicio, que se presta todos los días de la semana, incluido el domingo, no recurrir a intermediarios para solicitar esta revisión técnica del vehículo. Y en el mejor de los casos, recomiendan que a la sala de automotores de la Dijin se presenten vendedor y comprador. (Ver Detalles de la Revisión).  

Allí, los técnicos de la Dijin revisan el sistema de seguridad del motor y chasis, (número de serie) que se compone de 17 caracteres alfanuméricos con los que es posible identificar un vehículo conociendo su procedencia, marca, modelo y detalles de su fabricación.  

Esto es lo que se conoce internacionalmente como VIN (Vehicle Identification Number, por sus siglas en inglés). Los expertos usan elementos y químicos especiales para estos procedimientos. También revisan la originalidad de las placas. 

En ese proceso también se revisa de forma minuciosa la legalidad de los documentos del vehículo (licencia de tránsito, declaración de importación, factura de compra, certificado de empadronamiento), que pueden estar alterados o falsificados. Y si todo sale bien le entregan el certificado que tiene elementos de seguridad, sellos secos y un número de serie.  

Con esto ya puede hacer su negocio seguro, pues en la Dijin, aseguran que no hay posibilidad de que un carro pase o les metan un gol. "nunca hemos tenido un reclamo", dicen. 

Detalles de la revisión

La revisión técnica en Bogotá se hace en la Carrera 72 B Nro. 74-20, de de lunes a sábado de 07:00 a.m. hasta las 5:00 p.m. y domingo de 07:00 a.m. A 12 m. Previamente la persona debe hacer una consignación por valor 33.150 pesos en el Banco Popular.  

La revisión técnica de automotores es necesaria para compra y venta de vehículos,   trámites de tránsito, solicitud del permiso para vidrios polarizados, pignoración del vehículo, asegurar vehículos contra todo riesgo y salir del país (Embajada de Ecuador y Venezuela).

Para la revisión de vehículos nacionales debe presentar fotocopia y original de la Licencia de Tránsito (Tarjeta de Propiedad); fotocopia de la Cédula del propietario o de la persona que presenta el vehículo a la revisión.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.