El legendario Topolino llega con la colección de Súper Autos inolvidables de EL TIEMPO y Motor

Lanzado al mercado en 1936 como el Fiat Nuova 500, pero conocido en Colombia como 'Topolino'. Era el carro barato y práctico que Mussolini le encargó a Giovanni Agnelli para motorizar a los italianos

Redacción Motor

05:00 a.m. 23 de abril del 2010

Un carro que no superara las 5 mil liras y movilizara a los italianos, era la misión que Benito Mussolini le dio a su senador Giobanni Agnelli, quien encargó la tarea a Fiat. Las especificaciones del carro eran que debía ser de cuatro plazas, motor de dos cilindros 500 cc, refrigerado por agua o aire y tracción delantera. 

Fiat encarga este proyecto a Oreste Lardone, un técnico con quien ya había trabajado en otros prototipos. En 1931 sale la primera versión: el 500 Tutto Avanti, un vehículo que a los pocos kilómetros de recorrido de prueba, se incendió, aunque sus ocupantes salieron ilesos, Ladrone no continuó a cargo del proyecto.  

En 1932 fue encargado el ingeniero Dante Giacosa y cuatro años más tarde salió a la venta el Fiat 500ª, primer modelo del que más adelante se convertiría en el 'inolvidable Topoloino'. Su precio era de 8 mil 900 liras, superando el límite propuesto. 

Para entonces ya Hitler había copiado la idea, encargando a a Ferdinand Porsche y un auto que no superara los mil marcos y motorizara a los alemanes. Fue entonces que surgió el Escarabajo de Volkswagen, que ofrecían en preventa por 990 marcos. 

Sin importar la competencia, el Fiat 500 continuó en producción y venta hasta después de la segunda guerra mundial, cuando la fábrica cambia de director y es nombrado Vittorio Valletta, quien tenía como labor motorizar a la nueva Italia. 

Giacosa continúa a cargo del proyecto y en 1953, presenta unas versiones de un auto, similar al escarabajo, para dos personas e impulsado con un motor de dos tiempos. El motor fue descartado, pero el diseño exterior, aprobado. Así que en 1955 sale a la venta el Fiat 600 (propulsado con el mismo motor del Topolino).  

Su éxito era total, así que Giacosa tuvo que ponerse a trabajar en el motor del Nuevo 500: cuatro tiempos a gasolina y mecánica de dos cilindros refrigerada mediante aire forzado, de 479 cc  y 13  caballos, que alcanzaba una velocidad máxima de 85 kilómetros por hora. Con este motor nace en 1957 el Nuova 500, cuyo precio inicial fue de 490 mil liras, que no logró mucho éxito. 

En el mes de noviembre la Fiat vuelve a sacar a la venta dos nuevas versiones. El Nuevo 500 Económico, con motor de 15 caballos, velocidad máxima de 90 kilómetros por hora y un precio de 465 mil liras. Y el Nuevo 500 Estándar con motor de 15 caballos, velocidad máxima de 90 kilómetros por hora, detalles en el interior y cromados en el exterior y un precio de 490 mil liras. 

En 1958, aparece una simpática versión deportiva, el 500 sport, que contaba con un motor de 499,5 c.c., de 21,5 CV y una velocidad máxima que superaba los 105 kilómetros por hora. Era reconocido por que tenía techo en metal rígido, sin capota y detalles de pintura de la carrocería.  

Finalmente la producción del Fiat 500 acaba en 1960. Pero en el 2007 lanza el nuevo Fiat 500, que en algunos aspectos de su diseño evoca al viejo Topolino pero con motor totalmente diferente. 

MECÁNICA DE COLECCIÓN

Reclame el modelo a escala del inolvidable Fiat Nuova 500, este viernes 30 de abril, recortando el cupón que circula con el tiempo más 10.900 pesos, en almacenes de cadena, librerías, expendios,  centros de venta el tiempo o con su voceador de confianza.

 Los miembros del Club de Suscriptores podrán asegurar el paquete completo por 163.500  pesos (envío gratis) llamando a los teléfonos 3 43 01 02, en Bogotá ó a la línea nacional 01 8000 112049 o en la página Web: www.eltiempo.com/superautosinolvidables.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.