No les dé más vueltas a las glorietas y sepa cómo entrar y salir de ellas

La clave para circular por una rotonda es entender que tiene prioridad quien ya está circulando por ella.

Redacción Motor

05:52 a.m. 18 de julio del 2014

Cómo conducir correctamente en una glorieta

Transitar por ellas genera tantas dudas como su nombre: glorieta o rotonda se le llama en Colombia. ¿‘Romboi’? Bueno, así se conoce popularmente en algunas ciudades colombianas. Una ‘degeneración’ de la pronunciación de su nombre en inglés round point. Redondel le dicen en Ecuador y óvalo en Perú.

La glorieta fue diseñada para facilitar el tránsito en los cruces de caminos y reducir los accidentes. A no pocos conductores llegar a una de estas les produce temor, en especial en las que son muy concurridas.

En Bogotá hay varias ‘terroríficas’, es el decir de algunos de nuestros lectores, quienes nos sugirieron explicar cómo enfrentar glorietas como las de la calle 63 con carrera 50 en dónde el asunto es de sálvese quién pueda.

La glorieta es un tipo especial de intersección en la cual confluyen varios tramos. Una de las más famosas del mundo y más congestionadas está en París, la llamada Plaza de la Estrella (Place de L'Étoile) que tiene como gran atractivo El Arco del Triunfo.

Los tramos que llegan a la glorieta se comunican a través de un anillo donde está preestablecida una circulación alrededor de una ‘isla’ central.

El asunto se complica, en especial para conductores con poca pericia cuando cada tramo es de más de dos carriles, como la de la calle 63. El problema allí es cuando los vehículos intentan incorporarse o abandonar la glorieta. Y más si hay motos. Aquí son clave las direccionales y los espejos.

Esto se soluciona si cada conductor respeta una norma básica para circular por las glorietas: Tiene prioridad quien ya está circulando por ella.

Al momento de entrar a la glorieta hay que hacerlo por el carril de la derecha, y si los carriles están delimitados, hay que tener en cuenta con antelación cuál es la salida que vamos a tomar.

¿Y para salir? Siempre hay que buscar el carril derecho porque la única opción para abandonar la glorieta es girar a la derecha. La clave es entrar por el carril externo y permanecer en él hasta que salgamos.

Ahora, si se va continuar la marcha derecho hay que entrar a la glorieta por el carril externo y mantenerse allí hasta la salida, pero antes se debe indicar con las direccionales que se va a abandonar la rotonda.

Si se va a girar la izquierda hay que procurar entrar a la glorieta usando el carril izquierdo. Se circula por dicho carril y se mantiene allí hasta pasar la salida anterior a la nuestra. En ese instante se inicia la maniobra de cambio de carril hacia el derecho, avisando con las luces intermitentes a los demás conductores, sin olvidar que los que van por el carril exterior tienen prioridad.

Zona Comercial
report_error_form_error
Reporte enviado

¿Encontraste un error?

Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.