Leve reducción en el robo de automóviles y motocicletas en el país

En los primeros nueve meses del 2012 fueron hurtados 4.873 carros en el territorio nacional. Cali es la ciudad donde roban más motos y Bogotá, donde hurtan más carros.

Redacción Motor

05:55 a.m. 26 de octubre del 2012

El hurto de automóviles y motocicletas en Colombia tuvo un leve decrecimiento, según un informe de la Asociación del Sector Automotriz y sus Partes (Asopartes), al pasar de 16.781 casos de enero a septiembre de 2011 a 15.742 en ese mismo periodo de 2012, de acuerdo con datos de la Dijin.

En Bogotá se presentó una reducción del 16,4 por ciento (de 3.398 a 2.840), mientras que Cali sigue siendo la ciudad que más presenta hurtos de carros y motos cada mes, no obstante tuvo una reducción de este delito del 14,4 por ciento, al pasar de 3.787 a 3.240 casos; y Medellín redujo sus hurtos de automóviles y motos en un 3,9 por ciento, de 2.093 a 2.012.

Por tipo de vehículos, Bogotá es la ciudad donde se roban más automóviles (1.680), seguida de Cali (1.137) y Medellín (590). En el caso de las motos, la capital del Valle ocupa el primer lugar con 2.103 hurtos, seguida de Medellín con 1.422 y Bogotá con 1.160.

Tulio Zuloaga, presidente de Asopartes, sostuvo que "a pesar de la disminución, se debe seguir trabajando, puesto que, en lo que va corrido del año, se estima que el sector de las autopartes ha tenido pérdidas que ascienden a 524 millones de dólares por la venta de partes ilegales, fruto de estas acciones delictivas, y por lo menos 6.400 personas han resultado muertas o heridas".

En total, el hurto de automóviles en todo el país pasó de 5.894 en el 2011 a 4.873 en el 2012, y el de motocicletas, de 10.887 a 10.869.

RECUADROS:

Hasta Bolivia llegan los carros robados
Aunque buena parte de los vehículos robados se venden 'a pedazos' en el mercado ilegal de autopartes, las autoridades le siguen la pista a redes de tráfico de vehículos hurtados que los llevan a Venezuela, Ecuador y hasta Bolivia. Este año se han recuperado más de 300 carros.

Por trochas de la frontera, en el departamento de La Guajira, ruedan automóviles y camionetas de alta gama hurtados en atracos en Medellín y Riohacha. Venezuela es uno de los países a donde más van a parar, pero la ruta se extiende a Ecuador, Perú, Brasil y hasta Bolivia.

Allá, redes especializadas en el tráfico de carros logran matricularlos con nuevas placas y venderlos a buen precio.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.