Avance: De las llaves al control

Aunque siguen siendo comunes, las llaves para abrir el carro y prender el motor no siempre estuvieron ahí. Además, su futuro es incierto.

Redacción Vehículos

12:41 p.m. 23 de junio del 2017
BMW ahora ofrece “llaves” con pantalla que permiten estacionar el carro.

BMW ahora ofrece “llaves” con pantalla que permiten estacionar el carro.

Cada cierto tiempo la industria automotriz estrena una innovación recibida por el mundo con brazos abiertos, pero tal vez la más apreciada por esos brazos se dio en 1912 gracias a que significaba conservar su integridad.

Se trataba del arranque eléctrico, que permitía dejar de lado la manivela para hacer girar manualmente cigüeñal. Esta operación no siempre resultaba en el motor encendido sino en el brazo roto del operario, pues la fuerza del motor solía hacer que la manivela “pateara” en sentido contrario y e hiriera al menos el brazo de la persona.

El Cadillac Model 30 de 1912 fue el pionero de esta novedad, pues, cuenta la leyenda, que un amigo de Henry Leland (fundador y en ese momento cabeza de la marca) se detuvo a ayudar a una mujer cuyo vehículo se había apagado en la calle. Al intentar encenderlo de nuevo con la manivela, esta efectivamente se devolvió y lo lastimó fuertemente. Poco después las heridas causadas cobraron su vida.

A medida que los carros montaban motores más grandes y potentes este nuevo encendido se convirtió en la regla y se extendió a los demás fabricantes, aunque de todas formas la opción de encender el vehículo por medio de la manivela continuó vigente por varias décadas más.

El Cadillac Model 30 del año 1912 fue el primer carro en dejar atrás el arranque con manivela en favor de uno eléctrico. GM Heritage

El Cadillac Model 30 del año 1912 fue el primer carro en dejar atrás el arranque con manivela en favor de uno eléctrico. GM Heritage

De cualquier forma, el siguiente gran avance en este sentido se dio hasta 1949 con la introducción de la nueva familia de vehículos Chrysler de ese año, pues entre sus novedades se contaba la llave de encendido, con el funcionamiento que conocemos.

Pero no era la primera vez que las llaves comenzaban a jugar un rol importante en los vehículos, pues empezando los años 20, e incluso desde algunos años atrás, los carros empezaron a tener sus cabinas eran cerradas.

Además, como eran cada vez más populares no hay duda que la seguridad comenzó a ser un factor a ser tenido en cuenta, así que las puertas con seguros que se abrían con una llave específica empezaron a hacer parte de los carros.

Con el paso de los años, tanto estas como las de encender el motor no tuvieron mayores avances más allá de algunos adornos o partes plásticas que en parte ayudaban a eliminar el “campaneo” de unas contra otras entre los bolsillos, y las grandes novedades volvieron en los años 80 gracias a Ford con la introducción de unos botones con números (de 0 a 9) en la puerta del conductor, que por medio de un código permitían poner o quitar los seguros.

Los años 90 traerían consigo aún más avances. Los seguros ahora eran eléctricos y podían operarse remotamente con un control o por medio de sistemas satelitales como el OnStar de Chevrolet.

El Plymouth Deluxe de 1950 ya contaba con llave de encendido. favcars

El Plymouth Deluxe de 1950 ya contaba con llave de encendido. favcars

Yendo un paso más adelante con esta tecnología, Mercedes-Benz introdujo con su nuevo Clase S el acceso “sin llave”, lo que comenzó a darle más protagonismo a la electrónica que ponía a disposición códigos de acceso, apertura remota de puertas y encendido del motor por botón.

Con el cambio de siglo este tipo de sistemas, que en sus inicios estuvieron reservados para los vehículos más exclusivos y lujosos, comenzaron a hacerse cada vez más populares en gamas más bajas y al día de hoy prácticamente son regla en una gran mayoría, por lo que la tradicional llave ha quedado relegada a un segundo plano.

Y tal parece que sus horas están contadas, pues así algunos carros aún las utilicen para poner en marcha el motor, hoy en día esto es cuestión de presionar el botón correspondiente.

No solo eso. Fabricantes como BMW han comenzado a introducir un nuevo tipo de “llaves”, que más bien son controles remotos, para operar varias de las funciones del vehículo desde allí. Estos cuentan con una pantalla digital que incluso da la posibilidad de estacionar el vehículo de forma remota, por ejemplo en un sitio estrecho en lo que no se alcancen a abrir las puertas.

Yendo un paso más allá, algunas empresas ya trabajan en aplicaciones para incorporar teléfonos inteligentes a la ecuación, así que en algunos años no será extraño poder controlar el carro desde allí.

Noticias recomendadas

Más noticias

Una mirada a la MV Agusta RVS#1

Primer modelo que sale de la división Reparto Veicoli Speciali de Agusta, que creó una unidad enfocada en la fabricación de motos de edición limitada.

Obtenga este jueves el tanque ruso KV-2

Recorte el cupón que saldrá este 27 de julio en EL TIEMPO y, más 21.900 pesos, reclámelo en almacenes o centros de venta de EL TIEMPO Casa Editorial.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.