Llegan las llantas del futuro, con un agarre adecuado, estabilidad y mínimo consumo de combustible

Las principales fabricas de neumáticos en el mundo están desarrollando una nueva gama de neumáticos, que sería usada en la producción de nuevos modelos tanto de vehículos híbridos como eléctricos.

Redacción Motor

08:54 p.m. 11 de octubre del 2013

La llegada de los autos de propulsión alternativa a la industria está llevando a Michelin, Bridgestone y Continental a fabricar neumáticos más altos y menos anchos, lo que en este momento parece estar convirtiéndose en tendencia.

La búsqueda de la máxima eficiencia, junto al aprovechamiento de las necesidades y posibilidades de la tecnología eléctrica, está definiendo el cambio de medidas de los neumáticos. Un ejemplo claro de este cambio están en los modelos Peugeot 208 Hybrid FE y el BMW i3, de reciente lanzamiento.

En el primer caso, los neumáticos son desarrollados por Michelin y vienen en una medida de 145/65 R19.

Estos cauchos responden a los requerimientos que buscan los ingenieros de Peugeot de lograr tener un mínimo gasto de combustible.

El neumático de Michelin tiene una banda de rodamiento de apenas 145 milímetros, más que suficiente para ofrecer un adecuado agarre y óptima estabilidad gracias a que las inercias del vehículo se han reducido de forma drástica, con un peso final de 800 kilogramos y un centro de gravedad muy bajo.

Ese nuevo ancho ayuda también a reducir la contaminación acústica, aspecto en el cual las llanteras vienen trabajando de la mano de los constructores de automóviles desde hace varios años.

En el caso específico de un vehículo de motor eléctrico, el ruido producto del rozamiento con el piso es más notorio dentro del habitáculo, en comparación a un auto con motor de combustión interna.

En el caso del BMW i3, la firma japonesa Bridgestone desarrolló un neumático con medidas 155/70 R19 y 155/70 R20 bajo la gama Ecopia EP 500 capaces de soportar hasta 200 kph. Esta cifra baja obedece a que el i3 tiene una velocidad máxima de 150 kph, limitada por el mismo fabricante.

Los nuevos compuestos de bajo coeficiente de rozamiento están obligando varios estudios de las marcas de vehículos, tendientes a mejorar la geometría de sus modelos con el fin de garantizar un comportamiento equilibrado entre la disminución de las pérdidas del rozamiento y el agarre del vehículo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.