El llenado de gasolina tiene su ciencia: tips para hacer un adecuado tanqueo y que le alcance la plata

El llenado de gasolina tiene su ciencia: tips para hacer un adecuado tanqueo y que le alcance la plata

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Además del tamaño del motor, el estilo de manejo y el estado general del carro, la manera como se tanquee también influye en su posterior ¿glotonería¿.
 
Dejar guardado el carro entre semana, no usarlo durante los días de pico y placa, manejarlo ¿parejo¿, mantenerlo bien sincronizado y hasta andarlo sin mucha carga son varios de los muchos ¿trucos¿ a los que acuden los conductores para ayudarle a la billetera. 

Pero además de lo puramente mecánicos y de uso habitual, hay otras prácticas a las que se puede acudir al momento de entrar a una estación de gasolina. Tome nota.

Al que madruga, el frío le ayuda. Como la gasolina se almacena bajo tierra, suele estar más fría y, por ende, más densa, temprano en la mañana que por la tarde.

En términos prácticos, esto significa que el combustible frío no se expande ni se evapora y el galón que recibe es más ¿galón¿ que aquel que sale por la tarde.

Del afán no queda sino el vapor. No llene rápidamente el tanque mientras lo está haciendo, pues de esa manera se reducen al mínimo los vapores que despide el combustible, luego el carro recibe menos gasolina por el mismo precio.

Tanque lleno, bolsillo contento. Trate de llenar el tanque cuando aún esté a la mitad, pues entre más gasolina tenga el tanque, menos aire habrá y la gasolina se evapora menos rápido.

A diferencia de los tanques del vehículo, los de almacenamiento en las bombas tienen un techo interno flotante, que ayuda a minimizar la evaporación.

El que mucho abarca, poco aprieta. Evite detenerse en las bombas en donde vea que los camiones acaban de descargara combustible. La gasolina que sale inmediatamente está revuelta y todas las impurezas que estaban al fondo, ahora nadan en la superficie y se le colarán al tanque de su carro.

Seguro mata a confianza. Lo mejor es utilizar la gasolina con el nivel de octanaje recomendado por el fabricante.

Cuando salga de la estación¿
*Prenda el vehículo sin acelerarlo e inicie la marcha de inmediato.
*Haga el cambio prolongadamente (entre 2.000 y 2.500 r.p.m. en motores a gasolina y entre 1.500 y 2.000 en motores diesel).
*Si está acelerando, cambie a la marcha más larga lo antes posible y si está desacelerando, hágalo de la manera más lenta posible para que no se revolucione mucho el motor.
*Trate de mantener una marcha constante durante todo el trayecto, sin arrancadas y frenadas bruscas.
*No prenda el aire acondicionado si no es estrictamente necesario.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.