Cómo saber si el lubricante que usa es bueno o es malo

Ante la sanción de la Superindustria contra nueve expendedores de aceite falsificado, la pregunta que queda en el aire es cuáles medidas se deben tomar para comprar 'el de verdad-verdad'.

Redacción Motor

06:03 p.m. 31 de enero del 2014

Esta semana, la dirección de investigaciones de Protección al Consumidor de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) formuló pliego de cargos contra varios propietarios de establecimientos de comercio de Bogotá “por dedicarse, presuntamente, a la venta y cambio de aceite ‘pirata’ o adulterado que no corresponde a los originales aceites lubricantes para vehículos que venden reconocidas firmas nacionales y extranjeras”.

La entidad se basó en los artículos 6 y 23 de la Ley 1480 de 2011 o Estatuto del Consumidor, que obligan a los proveedores a asegurar la idoneidad y seguridad de los bienes y servicios que ofrezcan en el mercado y a suministrar a los consumidores información veraz y suficiente sobre los productos que se ofrecen.

“Las pruebas técnicas practicadas a las muestras de aceites lubricantes recaudadas por la SIC en dichos establecimientos arrojaron que se trata de producto ilegal que no proviene de los fabricantes originales y pone en riesgo el adecuado funcionamiento de los vehículos”, aseguró la SIC en un comunicado y advirtió que “estas decisiones fueron adoptadas para proteger el patrimonio de los consumidores colombianos”.

Esta es tan solo la punta del iceberg de un negocio que, según la Asociación Colombiana de Petróleos (ACP) tiene ‘infiltrado’ el 20 por ciento de los lubricantes que se consumen en todo el país.

Pero, ¿es posible para el consumidor común evitar estos lubricantes? Lo primero que debe saber es que resulta imposible para un ama de casa, un conductor de bus o el propietario de un taxi identificar y diferenciar un aceite bueno de uno malo. Es más: ni siquiera los funcionarios de las estaciones saben a ciencia cierta cuál es cuál frente a dos tarros gemelos.

Por eso, las autoridades y las petroleras están procediendo desde la base de la cadena –las mismas estaciones de servicio y de recambio– a través de capacitaciones y el diseño de normas estrictas sobre el uso que se les debe dar a los lubricantes de desecho, para frenar el flagelo de la falsificación.

El conductor también puede ayudarse y ayudar a las autoridades si sigue una serie de recomendaciones básicas de la ACP, las cuales registramos a continuación.

Cuando llegue a la estación…

Realice el cambio de aceite en estaciones de servicio y de recambio reconocidos.

No se aparte del funcionario mientras abre el tarro de aceite y lo aplica, y oblíguelo a destruirlo delante suyo cuando haya terminado. La perforación en el punto medio del envase evita que lo puedan reutilizar.

Pregúntele en dónde compran el aceite: las petroleras tienen sus propios canales de distribución.

Si el funcionario trata de venderle el tarro vacío o el aceite 'quemado', denuncie el hecho en las oficinas de la petrolera respectiva.

Pregunte en dónde almacenan y qué hacen con el aceite usado.

Evite los servicios que le dan rebaja sobre el precio del aceite de marca, salvo que se trate de una acción de mercadeo masiva.

Desconfíe de frases como: “Ese aceite está muy negro, ya hay que cambiarlo” o “Está como bajito de aceite” (cuando el motor está ‘caliente’, la marca de la varilla de medición baja porque el lubricante está 'regado' por todo el motor).

Identifique si su carro rueda con ‘chiviado’

Desafortunadamente, es casi imposible saber si se aplicó un aceite chiviado porque los falsificadores le dan el color y la textura aparentes de uno normal.

El síntoma exacto solamente aparece al cabo de un tiempo de uso y cuando el motor se daña.

El aceite que sale transparente en la varilla y muy limpio es mal síntoma pues quiere decir que no está haciendo su función detergente por falta de los aditivos originales.

La presión de aceite se baja en el indicador o prende el bombillo pues no hay la viscosidad adecuada.

Se presentan ruidos internos en el motor (quiere decir que ye sufrió)

Se aumenta el consumo de aceite de manera inmediata y a veces se puede identificar por el humo respectivo

A pesar del uso, sale transparente en la varilla de medición: un buen aceite sale negro porque está limpiando efectivamente el motor.

Dura menos de lo acostumbrado.

Así es el aceite ideal

Multígrado (mineral o sintético).

De referencia que se ajuste a los requerimien-

tos del fabricante del motor.

De marca reconocida y adquirido en sitios reconocidos.

En cuanto al filtro…

Los aceites van arrastrando mugre de las galerías por las que van pasando, gracias al detergente que poseen. El filtro captura esas impurezas para que el aceite no circule sucio y produzca rayones y desgastes adicionales.

Es imposible identificar un filtro que ya está en mal estado. Por eso se debe cambiar de acuerdo con lo recomendado por el fabricante.

El mejor filtro es de marca reconocida, se ajusta a los requerimientos del fabricante del motor y no es reciclado. (También hay una gran cadena de falsificaciones).

Los establecimientos sancionados

Lubricantes y Filtros La 40

Filtros y Aceites Sexta Avenida

Lubricentro Villamil

Aceites y Filtros Lucyautos

Lubricantes LER

Lubricep I

Lubricantes de Colombia MP

Don Quijote 161

Lubricantes Escamilla

Fuente: Superitenedencia de Industria y Comercio

No se deje engañar

Es mucho más precisa la medición de niveles con el motor apagado y frío, pues cuando está prendido y caliente, la mitad del aceite está rodando por otras galerías del motor.

Los aceites no requieren aditivos pues ya los incorporan.

No es necesario ‘calentar’ el motor en las mañanas para que ‘se lubrique bien’ antes de arrancar. Esto daña el aceite pues se contamina con gasolina cruda.

La marca del aceite a usar es lo de menos, siempre y cuando sea reconocida: cuando el fabricante del vehículo recomienda una marca específica, usualmente es porque tiene convenios comerciales con ella, no porque sea el único idóneo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.