Luces, las normas parpadean

No existe en el país una normatividad que haga cumplir los estándares internacionales en el uso de luces de vehículos de emergencia.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Luces estroboscópicas, ¿licuadoras¿, cintas o láminas reflectivas, y en general, todo tipo de ¿gallos¿ luminosos se instalan a diario en buses, camiones y vehículos particulares sin tener en cuenta disposiciones técnicas o la normatividad sobre el uso de estos artefactos.

Claro que si usted quiere ceñirse a la reglamentación, es poco lo que va a encontrar en el país, pues esta es muy dispersa o casi inexistente. Por eso no es raro que por las carreteras colombianas circulen vehículos con luces que solo les son permitidas a los de emergencia (ambulancias y carros de bomberos), fuerzas militares, policía y autoridades de tránsito, y de servicio (grúas o camiones recolectores de basura).

A lo sumo, hay algunas normas técnicas como la NTC 3729, que hablan sobre tipología vehicular en las que se especifican los colores, dimensiones e intensidad de las luces que deben llevar estos vehículos. Por ejemplo, para los carros de policía no existe norma específica, pero, ¿se pueden asimilar¿, explica el ingeniero experto en transportes, Javier Bastidas.

Legislación confusa

Internacionalmente, existen unos códigos para identificar las luces de de los vehículos de emergencia o de servicio.

En Argentina, por ejemplo, los autos de la policía y los de seguridad usan balizas azules intermitentes; los de bomberos y servicios y antiexplosivos, rojas intermitentes, y las ambulancias y similares, verdes intermitentes. 

La maquinaria especial y los vehículos que por su finalidad de auxilio, reparación o recolección sobre la vía pública no deban ajustarse a ciertas normas de circulación, utilizan balizas amarillas intermitentes.

En cuanto al uso indiscriminado de estas luces, por los vehículos autorizados, camiones y buses, el experto Jason Valdés, de Cesvi Colombia, dice que el Código Nacional de Tránsito ¿no es muy amplio, pero sí un poco difuso en cuanto a que no hay normas específicas y no hay relación directa con las reglas que se usan en otros países¿.

Muchas de las normas técnicas son ¿copiadas¿, como es el caso de las ambulancias, cuyas restricciones equivalen a la norma americana SAE-J845 (Society Automotive Engineers, por sus siglas en inglés).

En Colombia, el artículo 104 del Código Nacional de Tránsito establece que ¿el uso de sirenas, luces intermitentes o de alta densidad y aparatos similares, está reservado a los vehículos de bomberos, ambulancias, recolectores de basura, socorro, emergencia, fuerzas militares, policía y autoridades de tránsito y transporte¿.

Esa restricción significa que las estroboscópicas, las ¿licuadoras¿ o todo artefacto luminoso o cualquier luz que genere confusión entre los demás conductores no se deben utilizar.  

No obstante, es muy común verlas en las tractomulas, buses intermunicipales de pasajeros y camiones, que parecen pesebres. 

Los expertos consideran que estas luces ayudan a que los otros conductores adviertan con mayor claridad su presencia en carretera y así prevenir posibles accidentes.

El problema radica, según el ingeniero Luis Miguel Contreras, especialista en Tránsito y Seguridad Vial, ¿en que muchas veces, las mismas autoridades no tienen un criterio definido para imponer las multas¿. 

Señales de advertencia

En el caso de las cintas reflectivas, éstas se autorizan únicamente para vehículos que transporten mercancías peligrosas (gases inflamables o sustancias tóxicas).

Las exploradoras no están reglamentadas, pero el uso es restringido para condiciones de poca visibilidad. Se pueden usar cuando vienen de fábrica en el vehículo o se pueden instalar por debajo de la defensa, nunca en el techo. El problema es cuando algunos conductores las utilizan de forma permanente ocasionando encandilamiento a quienes circulan en sentido contrario.

En este momento, por ejemplo, están de moda las luces ¿Led¿ (Light Emision Diode, por sus siglas en inglés): ya es común verlas en los stop de camiones y buses que, al pisar el pedal, producen destellos. Incluso algunos automóviles ya las traen de fábrica.

Contreras Herrera asegura que, en Colombia, las normas generalmente se copian del exterior y cita el caso de la que se impuso en diciembre de 2004, que obliga a llevar las luces medias encendidas durante las 24 horas del día en todas las carreteras nacionales.

¿Siempre ha habido una libertad para que los fabricantes y propietarios las instalen a su gusto o lo que ellos creen que produce luminosidad y no hay rigurosidad ¿asegura Contreras-. Incluso hay unas normas internacionales para  la altura de las luces de vehículos de servicio público, pero acá es a gusto del propietario o por hacerse vistoso¿.

Lo curioso es que, cuando un vehículo entra al país, éste debe cumplir con la homologación o las normas NTC o SAE. 

EL TIEMPO llamó en repetidas ocasiones al Ministerio de Transporte y a la Policía de Carreteras para tener un concepto oficial sobre las normas y el uso de las luces reglamentarias (conjunto óptico) como se denomina en el Código Nacional de Tránsito, pero en ninguna de las dos entidades fue posible hablar con un funcionario.


El ¿boom¿ de las luces LED

El desarrollo de nuevas tecnologías en materia de luces para vehículos está desplazando al bombillo tradicional, incluso, a las luces de xenón, tan bien ponderadas. 

El experto Bastidas dice que este tipo de luces pueden durar hasta 10 años y pone como ejemplo un semáforo instalado por Siemens en la calle 13 con carrera 65 de Bogotá, que funciona con este tipo de luz.

Este diodo de emisión de luz venía usándose en algunos elementos, como equipos de sonido y el tercer stop de los carros y cada día parece abrirse más espacio en el sector automotor.

Así son las Led

Funcionan como un diminuto conmutador electrónico que crea un flujo de electrones y estos, a su vez, generan una radiación electromagnética en forma de luz. 

Para que un stop funcione con la luminosidad necesaria, es necesario instalar varios Led, que se pueden poner en diferentes formas. 

En Colombia no se conocen restricciones a este tipo de luz, pero en Estados Unidos, las Led ya están aprobadas en los faros principales, obviamente, de acuerdo con las normas SAE vigentes en ese país.

Jason Valdés, experto de Cesvi, dice que prestan un buen servicio, pero dependiendo de sus niveles de intensidad. ¿Una de las claves de la seguridad vial es ver y ser visto, y el principio de ese tipo de luces es ese¿, agrega.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.