'Madurados biches' algunos de los estrenos que se vieron en el Salón del Automóvil

Algunos de los vehículos exhibidos en la versión XIII del Salón de Bogotá son una muestra de lo que llegará el año entrante al país. Otros vienen 'distintos'.

Redacción Motor

10:01 p.m. 23 de noviembre del 2012

Como nunca antes, las diferentes marcas participantes al XIII Salón Internacional del Automóvil realizaron un gran esfuerzo económico y logístico para traer vehículos 'recién salidos del horno' de sus casas matrices y dejar claro que el encuentro de Bogotá es uno de los más importantes de la región latinoamericana.

Pero ese esfuerzo trae consigo algunos sacrificios, como el de tener que presentar como 'lanzamiento' un modelo que demorará en llegar al país o admitir que otro ya se está comercializando, pero con diferentes especificaciones técnicas o de equipamiento. 
Esto pone en evidencia que el abastecimiento de nuestro mercado no es prioritario para algunos países productores de vehículos, lo cual obliga a las marcas a 'seducir' a sus casas matrices para que aceleren el envío de los modelos con mayor demanda.

¿Por qué se demoran en llegar los modelos?
Las cifras. Colombia es vista como una plaza potencialmente buena, pues en los últimos años las colocaciones han ido creciendo exponencialmente. Sin embargo, 320 mil vehículos/año sigue siendo una cifra baja en comparación con otros mercados del mundo, lo cual juega en contra porque la prioridad de las entregas es directamente proporcional al volumen de pedidos.

Los combustibles. Temas como el biodiesel o la calidad de la gasolina siguen estando en la agenda de las diferentes marcas, especialmente de las europeas y japonesas, cuyos motores de alto performance se mueven con combustibles Euro V y Euro VI. Por eso varios de los modelos expuestos en Corferias son tecnológicamente diferentes a los que llegarán a las vitrinas, y ese cambio puede significar algunos meses de pruebas y ajustes para que los motores puedan trabajar sin problemas en nuestras calles y carreteras.

La producción. Un vehículo muy exitoso en países de alto consumo suele ser un dolor de cabeza para mercados como el nuestro, pues aquellos se quedan con toda la producción mientras les pasa 'la fiebre' por ese modelo específico.
Esto se traduce en envíos a cuentagotas mientras se estabilizan los pedidos internacionales.

Los costos. El ajuste de precios es otro rompecabezas que tienen que armar las marcas porque la competencia con los productos nacionales, mexicanos (con cero arancel) y chinos no es fácil e implica cambiar algunos aspectos de la plataforma tecnológica del modelo y hasta pensar en motores diferentes para no pecar de cotosos. Eso sí, aun con los ajustes, siempre serán de calidad y prestaciones 'Uno A'.

El mercado. Algunos vehículos se parquean en los pabellones para 'ver y ser vistos', es decir, para medir la reacción de la gente. Por eso muchas marcas toman decisiones de importación basadas en este salón, cuando notan que la demanda sobrepasa con creces sus expectativas.

Los que tardarán en arribar al país
Brilliance hatchback
Fiat 500L
Fiat Panda
KIA Cerato K3
Mazda 6 Takeri
Mazda BT-50
Mercedes-Benz Clase A
Mini Paceman
Mitsubishi Mirage
Nissan Pathfinder
Seat Toledo
Skoda Rapid
Volkswagen Gol 2013
Fuente: las marcas respectivas

Eléctricos miran hacia Palacio
Durante los lanzamientos de sus respectivos pabellones, los representantes de las marcas con vehículos 'verdes' (híbridos y eléctricos) -KIA, Renault, Nissan, Mitsubishi, Chevrolet, Vetrix y Zero- coincidieron en la necesidad de llamar la atención del Gobierno Nacional y las alcaldías principales sobre la necesidad de crear políticas más aterrizadas a estas tecnologías.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.