Al mando de una 'moped' eléctrica por Bogotá

Acelera como una moto, pero en silencio y sin cambios. Puede rodar por las ciclorrutas y los costos para su uso y mantenimiento son casi nulos.

Redacción Motor

05:52 a.m. 14 de junio del 2013

Las bicicletas eléctricas se están convirtiendo en una buena alternativa de movilidad para enfrentar el tráfico caótico de la ciudad.

Primero, porque no existe reglamentación alguna que les impida circular por las ciclorrutas, como sí sucede con cualquier tipo de aparato con motor de combustión interna; segundo, porque se trata de un medio de transporte económico y ‘amable’ con la ciudad, y tercero, porque su pequeño y silencioso motor eléctrico ayuda definitivamente con la agotadora ‘pedaleada’.

A nuestras manos llegó un modelo intermedio entre la bicicleta y la moto: una moped llamada ‘Go green Pop’, especie de scooter pequeña con motor eléctrico que alcanza los 40 kilómetros por hora en condiciones favorables, la cual lleva y trae a sus dueños de manera rápida y en silencia por las ciclorrutas de Bogotá.

Acelera ‘como los dioses’ gracias a que, por obvias razones, no tiene caja de cambios que la haga perder el impulso y, como cualquier moto, incorpora luces, stops, direccionales, espejos, etc.

“La idea de estos vehículos no es solo movilizarse rápidamente, sino hacer uso de energías renovables dentro de la ciudad –asegura Andrés González Montoya, presidente de Go green–. Estas moped son baratas de mantener y su carga completa no cuesta más de 400 pesos”.

La ‘Pop’ de Go green rueda sobre rines de 12 y 13 pulgadas y, por ser eléctrica, no tiene piezas de contacto que impliquen desgastes o el uso de aceite o bujías. Incorpora velocímetro y odómetro e incluye cronómetro y medidor de voltaje para que el conductor sepa cuánto ‘combustible’ le queda antes de la siguiente recarga.

La batería está diseñada para lograr una autonomía de entre 40 y 60 kilómetros (puede ser de plomo o de litio) y es recargable desde cualquier enchufe.

Hay que aclarar, sin embargo, que su capacidad es directamente proporcional a la exigencia: es diferente circular en Bogotá, en subidas empinadas y con dos personas a bordo, que hacerlo en la Costa, sobre rectas y con tan solo el piloto.

En el primer caso hay que recurrir a los pedales para ayudarle al motor cuando la pared es muy vertical, y en el segundo, el rodaje es mucho más suave y no implica sino accionar el acelerador y aplicar el freno (que es regenerativo, es decir, ayuda con la carga de la batería).

Sabía que
En Estados Unidos hay subvenciones para adquirir vehículos ‘limpios’; China otorga un bono especial por la compra de bicicleta o moto eléctrica; ningún país del mundo obliga a matricular estos vehículos.

Así es la ‘Pop’:

* La batería puede extraerse para conectarla en la casa o la oficina.
* Pesa entre 48 y 50 kilos.
* La vida útil de la batería de plomo es de 13 mil kilómetros, y la de litio, de 45 mil.
* La carga para 60 kilómetros de autonomía cuesta 400 pesos, es decir, alrededor de 9.000 pesos mensuales con un uso racional.
* Genera cero emisiones.
* Cuesta 2’420 mil pesos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.