Manéjese bien en la carretera durante estos 'puentes'

Conocer las señales de tránsito, conducir con precaución y evitar detenerse en cada ¿piqueteadero¿ son sencillas recomendaciones para este puente festivo.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

¿Cuando viajo de Bogotá hasta Nilo, siento como si estuviera circulando por la Caracas, pero con calor¿, dice Rafael Medina cada vez que baja a su finca a pasar el puente festivo.

Y no se refiere solamente al trancón. Carros parqueados en las bermas, mientras las señoras les cambian el pañal a sus bebés; niños ondeando trapos rojos frente a los piqueteaderos y camperos llenos de bultos haciendo doble fila para llegar ¿de primeras¿ al peaje son parte habitual del paisaje.

Las carreteras están llenas de conductores que desconocen por completo las más sencillas normas de tránsito y no saben que las autoridades y las mismas concesiones viales tienen toda una red de ayudas y servicios para ellos.

Todo tiene su razón de ser
Como sucede con todas las carreteras del mundo, muchas vías colombianas (por ejemplo, la doble a Girardot) responden a diseños internacionales que las hacen seguras y transitables para propios y extraños. Por eso cada espacio, línea y letrero que la componen tiene su propia definición y razón de ser.

La vía es la zona destinada al tránsito de personas y vehículos. Abarca desde el borde exterior de la berma izquierda hasta el borde exterior de la berma derecha.

La calzada es la zona destinada, exclusivamente, a la circulación de vehículos. Abarca desde la línea blanca derecha hasta la línea blanca izquierda.

El carril lo constituye la mitad de la calzada y está destinado a la circulación de una fila de vehículos.

La berma es el espacio exterior a la línea blanca de la calzada. Sirve para el tránsito de peatones y semovientes, la circulación de vehículos de emergencia y el parqueo provisional de vehículos (varadas o pinchazos).

La línea amarilla continua se utiliza en calzadas de doble sentido y aparece en zonas de bajo tráfico, pero consideradas por las autoridades como de alto riesgo de accidentalidad.

La línea doble amarilla continua les prohíbe adelantar a los vehículos que circulan en cualquiera de los dos sentidos. Aparece en vías de alta circulación.

La línea amarilla segmentada permite adelantar porque las condiciones geográficas y de visibilidad lo permiten.

La línea blanca del borde de la calzada sirve de guía al conductor, especialmente por las noches y en condiciones de baja visibilidad.

La línea blanca central es utilizada en calzadas de un solo sentido y le avisa al conductor que está llegando a una intersección.
La línea blanca segmentada también es utilizada en calzadas de un solo sentido y sirve para dividir los carrilles de circulación.


PEAJES, A SU SERVICIO
Además de los retenes y las zonas de vigilancia de la Policía de Carreteras, las concesiones les ofrecen a los viajeros una serie de ventajas extra.

Devisab, por ejemplo, tiene a su cargo la carretera Chía-Cota-Mosquera-La Mesa-Anapoima-Apulo-Tocaima-Girardot y les ofrece a los conductores que pasan por sus peajes servicio gratuito de grúa.

Para que sea más efectivo, les entrega a los viajeros un volante con los números telefónicos de las empresas de grúas de los municipios más cercanos con los que la concesión tiene convenios.

La concesión también proporciona servicio asistencial básico de ambulancia, taller especializado y una línea de información habilitada para indagar sobre temas pertinentes, como estaciones de servicio cercanas o el estado de la vía.

Estas concesiones tienen convenios con diferentes aseguradoras y con empresas de telefonía celular, que invitan a sus usuarios a marcar un número específico para comunicarse directamente con estos servicios.

Es importante aclarar que presentan estos servicios tan solo si el viajero guarda el tiquete del peaje, la única prueba que tienen ellos para saber si pagaron por utilizar la vía.


CONOZCA LAS SEÑALES
El Código Nacional de Tránsito identifica tres tipos de señales, de acuerdo con la finalidad para la que fueron creadas.

Las señales reglamentarias le indican al conductor las limitaciones, prohibiciones o restricciones sobre el uso de la vía.
Estas señales son de fondo blanco, con una línea roja que rodea el borde. En la mitad del círculo aparece la señal pintada en negro.

A este grupo pertenecen también las señales de ¿Pare¿ y ¿No pase¿ (fondo rojo, letras blancas) y las que indican sentido de circulación (fondo negro, flecha blanca).

Por ejemplo: Doble vía; Retén; Velocidad máxima; Prohibido parquear; Peatones en la vía; Prohibido girar; Desvío; Conducir con luces bajas.

Las señales preventivas les advierten a los usuarios de la vía la presencia de una situación peligrosa. Se distinguen por su color amarillo, borde negro y símbolo del mismo color.

Por ejemplo: Reducción de la calzada; Resalto; Zona de derrumbes; Peligro de accidente; Descenso peligroso; Zona escolar; Curva peligrosa; Trabajos en la vía.

Las señales informativas le suministran información al conductor acerca de sitios especiales, servicios, destinos y direcciones. Son hechas en fondo azul y blanco, con símbolos blancos y negros.

Por ejemplo: Aeropuerto; Zona militar; Teléfono; Iglesia; Restaurante; Estación de gasolina; Taller.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.