Mantenimiento, cuidados y todo lo que debe saber sobre las llantas, según Yanbal

La compañía fabricante de productos de belleza, Yanbal, está haciendo circular un documento en donde les explica a sus fieles clientes lo que deben tener en cuenta a la hora de rodar con seguridad.

Redacción Motor

05:00 a.m. 21 de noviembre del 2008

Fecha de fabricación, presión de inflado, capacidad de carga, rengos de velocidad, resistencia a la temperatura, tamaño, tracción, desgaste, son muchas las consideraciones que deben hacerse al momento de comprar llantas pero que por ignorancia o descuido los conductores poco tienen en cuenta.

Esto fue lo que quizás motivó a la compañía fabricante de joyas y productos de belleza Yanbal a realizar un documento, dirigido a quienes no les prestan suficiente atención a sus llantas.

Son varios los grupos de números que se pueden ver repujados en la carcasa o pared de una llanta, cada uno destinado a brindar información precisa. Tome nota y téngalos en cuenta cada vez que vaya a comprar llantas.

La caducidad
Los expertos recomiendan cambiar las llantas cada cuatro años y por eso les graban una fecha, que corresponde a la semana y el año en que fue fabricada.

Es un número de cuatro dígitos (por ejemplo, 06/08, es decir, sexta semana del año 2008) a partir del cual se deberían contar los cuatro años correspondientes para cambiarlas.

* Si lo tiene en cuenta... evita accidentes graves producto del estallido de la llanta.

La presión
La carcasa también informa sobre la presión mínima y máxima que aguanta la llanta.

Los números 32/28, 44/35 ó 50/44 indican el máximo de presión y la presión normal que aguanta cada una. Es importante tener en cuenta esa información y colocar lo recomendado para que la llanta se infle sin problemas, mientras viaja por carretera.

Por eso, si el empleado de la estación de servicio le recomienda "colocarle menos aire" antes de salir a carretera "porque la llanta se infla con el calor", no lo haga: no solo pone en riesgo la seguridad de su carro, sino puede dañar la llanta.

* Si lo tiene en cuenta... conserva en buen estado la llanta. El calor excesivo es muy nocivo para ella.

La capacidad de carga
Hay llantas diseñadas para carros pequeños, medianos, grandes, motos, entre otros vehículos.

Por eso la nomenclatura incluye un número de dos o tres dígitos, seguido de la letra T, que indica el índice de carga en libras y en kilogramos, que es imprescindible respetar.

* Si lo tiene en cuenta... los neumáticos no se deforma ni se rompen y evita así un accidente.

El tamaño
Al comprar una llanta nueva, el usuario suele mirar la referencia del anterior y pedir uno igual para reemplazarlo.

Eso está bien, pero es bueno saber qué significan cada una de las letras y los números que la identifican, por ejemplo, P265/60 R18.

P: significa que es una llanta para vehículo de pasajeros.
265: significa el ancho de la llanta en milímetros.
60 significa que la relación de la altura de la carcasa con el ancho de la llanta es del 60 por ciento.
R significa que se trata de una llanta radial.
18 significa que es apta para un rin de 18 pulgadas.

* Si lo tiene en cuenta... calza su carro con llantas idóneas y protege de paso suspensión y dirección.

Temperatura, tracción y desgaste
Esta cualidad está demarcada con la palabra "Temperature", seguida por las letras A (área caliente) B (área normal) y C (área fría).

La tracción indica la capacidad de la llanta para detenerse en pavimento mojado y va de menor a mayor distancia, de acuerdo con las siguientes letras: AA (mayor agarre), A, B y C (menor agarre).

El desgaste se mide con tres dígitos, siendo el mayor de ellos el que indica que el neumático dura más en desgastarse y, el menor, el que dura menos. Por ejemplo, una llanta 400 debería durar el doble de lo que dura una 200.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.