En materia de seguridad, el chaleco no es suficiente para los motociclistas

En materia de seguridad, el chaleco no es suficiente para los motociclistas

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

Esta prenda de ¿alta costura institucional¿ es diseñada hoy a gusto de cada alcalde. Por eso urge unificar color y definir estilos, de acuerdo con cada clima.

La obligatoriedad del uso de chalecos reflectivos surgió de un estudio sobre el comportamiento de las lesiones fatales y no fatales en accidentes de tránsito, realizado por el Comité de Vigilancia Epidemiológica de Bogotá, en 1996.

Como resultado del análisis de la información, las autoridades distritales expidieron el decreto 407 de 1997, el cual dispuso que conductores y parrilleros de las motocicletas que transitan por Bogotá están obligados a usar casco protector y, entre las seis de la tarde y las seis de la mañana, chalecos reflectivos.  

Más adelante, en 1999, el decreto 950 obligó a instalar el número de placa en chalecos y cascos y, tres años después, con la promulgación del Código Nacional de Tránsito (artículo 96, numeral 4), se reglamentó para todo el país.

¿Tomado como base la ciudad de Bogotá, se puede deducir que la medida ha dado buenos resultados, por cuanto ¿estadísticamente- dentro de las causas probables de accidentes, el ítem ¿conducir sin sistemas de identificación reflectivos¿ no aparece¿, dice el director de tránsito y transporte de la Policía Nacional, Luis Alberto Moore Perea.

Esto no significa, sin embargo, que los motociclistas estén cumpliendo a carta cabal con esta norma. Según datos de la oficina de Moore, desde el año 2000 hasta el 2007 se han impuesto 9.439 comparendos por el no uso de chaleco reflectivo y número de placa, siendo este último periodo el más crítico: 2.279 multados en todo el país.

Red multicolor
Aunque la norma de uso del chaleco reflectivo tiene como base la protección del motociclista, la Ley se quedó corta en cuanto a su implementación y no previó temas clave, como el clima de cada región y el aspecto de la prenda.

Ese vacío les dio luz verde a cada municipio para decidir sobre el estilo y el color que usarían sus motociclistas dentro de sus respectivos perímetros urbanos, obligando a los viajeros a investigar ¿qué se usa¿ en cada ciudad para evitarse un comparendo.

¿Por eso estamos proponiendo que el Ministerio de Transporte adopte un solo color nacional y dé las pautas para que los alcaldes puedan definir el tipo de prenda, de acuerdo con el clima de su municipio¿, explica el representante José Fernando Castro Caicedo, ponente del proyecto de ley 126 del 2006 de reforma al Código Nacional de Tránsito.  

Un segundo tema tiene que ver con el número de placa impreso en el chaleco, que ha servido de base para que los amigos de lo ajeno hagan de las suyas más fácilmente.

¿Al ladrón le basta con ver el número de placa del chaleco del mensajero que está entregando un pedido para saber si tiene tiempo de robarse la moto ¿explica Castro Caicedo-. Esa ventaja ha estimulado ese delito en todas las ciudades del país¿.

Para la Policía, sin embargo, el hurto de motos tiene que ver con factores distintos al uso o no de chalecos y cascos con la placa impresa.

¿Los actos delincuenciales dependen de muchos otros factores: el descuido de las personas en las actividades que desarrollan, el exceso de confianza, la rutina, entre otros, hacen que (los delincuentes) se aprovechen de dichas falencias para cometer sus ilícitos¿, advierte Moore Perea. 

Seguro, pero no blindado
No cabe duda de que la medida de utilizar chaleco reflectivo es definitiva para la seguridad del motociclista y su acompañante, especialmente en horas de la noche. Pero no es suficiente.

Actitudes de los mismos motociclistas que ponen en riego sus vidas y el caos vial de las ciudades han sido determinantes también para el aumento de la accidentalidad.

De ahí que la ley de reforma al Código proponga el tránsito de estos vehículos en la mitad del carril y no a la derecha como sucede hoy, obligue la utilización de luces medias y prohíba el transporte de objetos que obstruyan la visibilidad.

¿La sola reflectividad del motociclista no garantiza que otros factores puedan afectar su seguridad, personas o elementos que se encuentren a su alrededor, como los estados de embriaguez, la falta de pericia o el acatamiento de las normas (¿) -añade César Augusto Pinzón Arana, director de investigación criminal de la Policía Nacional-. Esta cumple la misión de devolver la luz de otros elementos que se encuentren en la vía¿.

Precisamente el Fondo de Prevención Vial (FPV) ha realizado diferentes estudios referentes a la accidentalidad, específicamente el relacionado con un análisis de ¿circulación errática¿ de los motociclistas de las principales ciudades del país.

Los expertos del FPV se basaron en observaciones hechas entre las 6:30 y las 8:30 de la mañana en corredores críticos de cada ciudad, cuyos resultados ¿demuestran que, en la medida en que el conductor realice una maniobra de zigzag (conducción errática), es más vulnerable a sufrir accidentes de tránsito¿.


EL ESTUDIO DEL FONDO DE PREVENCIÓN VIAL
En la avenida Boyacá de Bogotá, entre calles 80 y 68, sentido norte-sur, los motociclistas realizan maniobras de zigzag.

En Medellín, el 42,7 por ciento de los motociclistas que circulan por la intersección de la avenida San Juan con carrera 70, ¿realizaron la maniobra de circulación errática¿.

En Bucaramanga, en la carrera 27 con calle 68, sentido sur-norte, el 97,3 por ciento viajan en zigzag.

En Barranquilla, el 60,5 por ciento de los motociclistas que transitan en sentido sur-norte de la calle 30 con carrera 8, realizan también maniobras de zigzag.

En Sincelejo, en la avenida San Carlos con carrera 11, sentido oeste-este, el 51,9 por ciento hacen lo mismo.

En Cali, el 33,4 por ciento conducen con peligro mientras cruzan la calle 5 con carrera 23, sentido sur-norte.

En Neiva, el 26,3 por ciento de los motociclistas transitan de forma errática en la carrera 7 con calle 26, sentido norte-sur.

¿(Estas maniobras), combinadas con otras causales, como la impericia, la embriaguez o la distracción, conllevan a una muerte segura¿, dice el informe del FPV.


POR SU SEGURIDAD¿

*Ajústese bien el chaleco para que no ¿baile¿ con el viento y le tape los ojos.
*Manténgalo limpio, especialmente las cintas reflectivas.
*No cargue morral en la espalda, ni cajas en la parrilla que lo tapen.
*Obligue a su parrillero a ponerse chaleco reflectivo y casco.
*Si usa chaqueta para la lluvia, póngase el chaleco encima.
*Jamás circule sin chaleco reflectivo entre las seis de la tarde y las seis de la mañana.
*No olvide que su chaleco no es blindado: maneje bien y respete las normas de tránsito.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.