Mazda 2, un pequeño gran sedán

El 'chiquito' del portafolio de la casa jáponesa Mazda tiene un gran baúl de 450 lts., capaz de guardarlo todo.

Redacción Motor

04:26 p.m. 25 de marzo del 2011

Traído directamente de Tailandia, Mazda presentó en noviembre del 2010, durante el Salón del Automóvil de Bogotá, una de sus más sorprendentes novedades. 

Mazda 2, el carro más pequeño que la CCA tiene rodando en el el mercado nacional, en su nueva versión sedán, abrió a finales del año pasado un  target  mucho más familiar, con las mismas prestaciones del  hatchback  y algunos retoques en el frente.

Manual y automático Su precio oscila entre los 42 y 44 millones de pesos, con una nueva carrocería de tres volúmenes que es empujada por el mismo motor 1,5 cm3 y 102 caballos de potencia a 6.600 rpm del HB, aunque con un ligero aumento de 30 kilos en su peso que no le significan un significativo aumento del consumo, el cual no supera los 41 kilómetros por galón.

Pero en cambio sí se le adicionó un espacio con capacidad de 450 litros, en donde caben perfectamente una silla de ruedas o un coche de bebé. Característica que le abre un espacio importante al Mazda 2 en el mercado familiar, pues ya hay espacio para los niños y todos sus juguetes, además de la comodidad de su interior y sus cajas manual o automática, lo que le da una vocación menos 'agresiva' que la de su hermano sin baúl.

Además de la notable 'cola', esta nueva versión trajo unos pequeños retoques en el frente. No muy evidentes, pero que sí le dan un nuevo aire y lo asemejan más a los demás diseños y lo ubican en la nueva tendencia de la marca.

Se trata, especialmente, de mínimos retoques a la parrilla que no afectaron su estética, ni las luces ni el capó, pero sí le dieron un aspecto mucho más moderno que la de la primera versión del  hatchback . Esta misma parrilla permite resaltar más el logotipo, al igual que las dos exploradoras, ubicadas en el bómper.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.