McDonnell F - 4 Phantom: el icono americano de la guerra fría

Es el octavo avión de la colección de súper aviones de combate de EL TIEMPO y Revista Motor. Este fue uno de los jets más destacados en la historia de la aviación de combate, se fabricó en 1960.

Redacción Motor

05:00 a.m. 06 de noviembre del 2009

El McDonnell F - 4  Phantom, Se destaca en la guerra por sus capacidades como bombardero, caza, de ataque aéreo y plataforma de reconocimiento. Hasta 1981, cuando finalizó su producción se habían construido en total 5.191 Phantom II (5.057 por McDonell Douglas y 138 por Mitsubishi), convirtiéndose en el avión supersónico americano de mayor producción en el mundo.

El F4 Phantom hizo una historia en el mundo de las aeronaves de guerra, y permanece activo e invencible en once fuerzas aéreas alrededor del mundo después de 40 años de servicio.

Está clasificado entre los cazabombarderos supersónicos biplaza. Es decir los aviones de dos pilotos, capaces de sobrepasar la barrera del sonido, que sirven para ataques aire aire, aire tierra y aire mar.

Entro al servicio de la Armada de los Estados Unidos, como el primer interceptor más moderno, en 1960. En el 63 pasó a ser parte de la USAF como cazabombardero. Su equipo era tan moderno que incluía titanio en su esqueleto y un radar de impulsos doppler (un radar no solo capaz de medir el rumbo, distancia y altitud de un objeto, sino también de detectar su velocidad).

Entre sus habilidades está la velocidad máxima que alcanza a pesar de ser un avión de gran tamaño. Superó 16 records mundiales entre los que está incluido la velocidad máxima de 2.585,086 km/h y la de altitud absoluta en 30.040 m. además su capacidad de carga le permitía armarse con 8.480 kg en armas en nueve anclajes externos.

El F4 participó en combates en la guerra de Vietnam y en el conflicto árabe israelí. También ha servido como plataforma de reconocimiento táctico y Wild Wease (eliminación de defensas aéreas enemigas) y viendo acción en la Guerra del Golfo.

Orígenes del Phamtom

La idea nació desde 1953 cuando se vio la necesidad de remplazar en McDonnell F3H Demon. El Super Demon, nombre que recibió durante la licitación del proyecto, estuvo a cargo del jefe de aerodinámica Dave Lewis. Realizó su primer vuelo en 1958 y estuvo en producción desde 1959 hasta el 1981.

El primer diseño, denominado XF4H-1, tenía dos motores, y su armamento principal eran los nuevos misiles Sparrow que estaban bajo el fuselaje. Tenía dos motores J79-GE-8.
 
Su nombre pasó de ser Super Demon a Satán y Mitras, pero gracias a la labor de presión del gobierno el avión recibió un nombre menos controvertido: Phantom II. Herencia del primer Phantom, , el FH-1, que también era un avión de McDonell que llevaba muchos años fuera de servicio.

ADQUIÉRALO ESTE MARTES

Espere este martes 10 de noviembre, con la colección de EL TIEMPO y revista Motor, el McDonnell F - 4  Phantom, octavo modelo de la colección de los 'Superaviones de combate'.

Adquiéralo con solo recortar el cupón que aparece en EL TIEMPO, más 10.900 pesos, en centros de ventas EL TIEMPO, expendios, o con su voceador de confianza.

Los suscriptores de EL TIEMPO podrán asegurar el paquete completo por 129.000 pesos (envío gratis) llamando en Bogotá al 3 43 01 02, en la línea nacional 01 8000 112 049 ó en la página www.eltiempo.com/superavionesdecombate.


RECORDS DEL PHANTOM EN LA HISTORIA

El Phantom consiguió 16 marcas mundiales que, con excepción de Skyburner, se realizaron con aviones de producción sin modificar.

1959: 6 de diciembre. Realizó una subida a toda velocidad hasta los 30.040 metros al mando del comandante Lawrence E. Flint Jr, quien  para realizar esta maniobra aceleró el avión a Mach 2,5 a 14.330 m de altura y escaló hasta 27.430 metros en un ángulo de 45 grados, apagó los motoeres y planeó hasta alcanzar el record de altura. Después de caer a 21.300 metros reinició los motores y continuó el vuelo normal.
1960: 5 de septiembre. Alcanzó los 1.958,16 km/h en un circuito cerrado de 500 km. 20 días después realizó un promedio de 2.237,26 km/h en un circuito cerrado de 100 km.
1961: 24 de mayo. Durante la celebración del aniversario número 50 de la Aviación Naval los Phantoms volaron a través de Estados Unidos en menos de tres horas, con reabastecimiento en el aire. Se alcanzó un promedio de 1.400,28 km/h.
1961: 28 de agosto. En la operación denominada Sageburner, alcanzó un promedio de 1.452,83 km/h en un circuito de 4,8 km volando por debajo de 40 metros de altitud todo el tiempo.
1961: el 22 de diciembre un  Phantom modificado con un inyector de agua- metanol, alcanzó una velocidad máxima de 2.585,08 km/h. se denominó a la operación 'Skyburner'.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.