McLaren fabricó el barco de tres cuerpos híbrido más grande del mundo

Con sus 48 metros de largo y 23 de ancho el Ultraluxum CXL es considerado el trimarán híbrido más grande que existe. Un motor diésel suministra energía a dos motores eléctricos que lo propulsan.

Redacción Motor

07:56 p.m. 31 de julio del 2012

Los motores eléctricos y los sistemas de propulsión híbridos también imponen sus tendencias en este tipo de embarcaciones de lujo y más cuándo a estos desarrollos se une un grande de la Fórmula 1 como McLaren.

Esta firma colaboró en la fabricación del nuevo Ultraluxum CXL que es considerado el trimarán más grande del mundo, debido a sus descomunales medidas de 48 metros de largo, 55 de alto, 23 de ancho y un peso de 90 toneladas.

Este trimarán es tan versátil que sus fabricantes ofrecen la posibilidad de reducir sus medidas a 11 metros de ancho gracias a un novedoso sistema de plegado lateral en caso de que se necesite atravesar por ciertos canales, zonas oceánicas más estrechas o la llegada a puerto.

En asocio con Ultraluxum, empresa dedicada a la fabricación de este tipo de embarcaciones, McLaren Applied Technologies aportó a la sociedad el modelo aerodinámico, toda la ingeniería y la telemetría para convertir esta pieza en una de las más exitosas que 'flotarán' por el mundo piloteada, de seguro, por un multimillonario.

Como velero, el CXL cuenta para moverse con la energía eólica, pero además, acopla un sistema de propulsión híbrido equipado con baterías de ion litio que vienen acompañadas por un motor diésel que suministra energía a los motores eléctricos que, combinados, le permiten alcanzar una velocidad de hasta 40 kilómetros por hora.

Al momento de compararlo con un yate de turismo, el espacio interior es enorme y brinda la comodidad para navegar por días enteros. Cuenta con un amplio comedor, una sala de espera y tres habitaciones, un jacuzzi y una zona social con todos los lujos de un hotel cinco estrellas, sin olvidar el parqueadero que fue fabricado para lograr una combinación perfecta al momento de llegar a tierra.

En cuanto a su exterior, las líneas del CXL son radicales y modernas y ofrecen un carácter muy deportivo. Es el resultado de una exhaustiva investigación en tanques de agua y en simulaciones por ordenador con el fin de hallar la fisionomía idónea para que la velocidad no disminuya y el confort se mantenga abordo.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.