carros ecológicos que buscan espacio en el Salón de Bogotá 2018

Hay jugadores nuevos que le apuestan en forma a la electrificación de su portafolio, como Kia y Hyundai. También se consolidan BMW, Renault y Nissan.

Revista Motor

04:02 p.m. 31 de octubre del 2018
Nissan Leaf

Nissan Leaf

No hay mucha oferta de vehículos con energías alternativas en la edición XVI del Salón del Automóvil de Bogotá, pero la llegada de los coreanos Kia y Hyundai con híbridos a un precio relativamente atractivo puede darle más piso a esta nueva motorización más amable en emisiones y consumos. Tema en punto de espera.

Kia Niro

Kia Niro

Lentamente, el tema ecológico comienza a hacer su nicho en el sector automotor y este Salón es la muestra de la inquietud de algunas marcas por ofrecer productos específicos, con planes de comercialización más masivos y de alguna forma más populares y asequibles en precios para que el círculo se cierre favorablemente.

Hay jugadores nuevos que le están apostando en forma a la electrificación de su portafolio, en especial Kia y Hyundai, pero con vehículos híbridos que mezclan la motorización térmica con la de baterías, lo cual le da al vehículo un rango ilimitado de uso, pues su alcance está supeditado al contenido del tanque de gasolina y no al de las pilas. El Niro de Kia y el Ioniq de Hyundai –que son básicamente el mismo producto técnico, pues son marcas hermanas pero con diferentes carrocerías, ya que el Niro es una pequeña SUV y el Ioniq un sedán tradicional– son los recientes agregados a la oferta que se ve en Corferias y que pueden tener impacto porque serán objeto de una comercialización masiva dada la cantidad de unidades que anuncian. Pero también la factura anda sobre los 80 millones de pesos.

BMW i3

BMW i3

Hay, igualmente, en este perfil semipopular –de todas maneras todos son costosos– los puros eléctricos como el reciente Renault Zoe y la refacción completa del Nissan Leaf, pionero mundial del tema pero que ha tenido un tiempo de receso en el mercado local. A estos se suma el pequeño Twizy de Renault, estrictamente urbano y que ya lleva kilómetros en las calles nacionales.

Más arriba, las marcas premium se destacan con productos tanto híbridos como eléctricos puros o enchufables, es decir, que requieren una conexión a la electricidad para operar, pero el motor de gasolina recarga en alguna dosis las baterías para alargar la autonomía y agregar caballos al rendimiento de la maquinaria.

Hyundai Ioniq

Hyundai Ioniq

El BMW i3, que estrena la versión S alargada en este Salón, es el eléctrico más vendido de Colombia, lo cual demuestra que el espectro de compradores de estos carros está formado por personas de mayores recursos que se dan el “lujo” de tener esta alternativa en sus garajes, pues hablamos de un costo por encima de los 150 millones de pesos por unidad el más barato y mucho más por carrocerías más acuerpadas y lujosas, campo en el cual se cita la Mitsubishi Outlander PHEV, de 190 millones, o la BMW X5, que ronda los 205 millones de pesos.

Proporcionalmente, en el panorama total de estos vehículos, la mejor relación precio/producto la da el sedán 330 E de BMW, ofrecido en 140 millones de pesos. Tanto este como la X5 requieren conectarse a la corriente doméstica mediante un aparato especial, pues son ‘plugin’.

Renault Zoe

Renault Zoe

El fabricante chino BYD tiene dos carros puramente eléctricos cuya factura arranca en 110 millones de pesos por la unidad menos equipada, pero no están presentes en el salón y han hecho de laboratorio con algunos taxis.

Adicionalmente, van a encontrar una oferta plural de motos pequeñas y de bicicletas motorizadas con energía de baterías, que son una alternativa de movilidad urbana que tiende a crecer, ya que se acomodan a los presupuestos y soluciones individuales que las personas reclaman.

Kia Niro

Kia Niro

De todas maneras, a la par de estos vehículos diferenciadores con el medio ambiente y el uso de combustibles fósiles, va la inconsistencia de las normas estatales y, en especial, las de las ciudades. Porque hay favorabilidad de aranceles para la importación, pero uno de sus atractivos, como el que no están sujetos a pico y placa, es un beneficio que está supeditado al capricho de cada alcalde y, en el caso de Bogotá, que es un escenario natural para estas nuevas energías, inexplicablemente no tienen esta dispensa.

El denominador común en el mundo que hace que el avance de estas nuevas líneas sea muy lento es el alto precio de las baterías, que se refleja en el vehículo y resulta disuasivo para quienes quieren asumir su posición ante el medio ambiente, y es más marcado en un país de recursos limitados como el nuestro.

Noticias recomendadas

Más noticias

Fórmula 1: Hamilton vs. Fangio

El inglés acaba de ganar su quinto título mundial e iguala los resultados del argentino Juan Manuel Fangio, pentacampeón de los años 50.

Listas las 6 Horas de Bogotá

Luego de la doble jornada preparatoria el 20 de octubre en Tocancipá, la monomarca inició su cuarto campeonato y los carros de calle siguen creciendo.

McLaren Speedtail, una pintura que vuela

Renace el McLaren F1 con este bólido, émulo del legendario auto de tres puestos de la marca inglesa, que será fabricado con un tren motor híbrido.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.