Los mejores dispositivos de seguridad, según EuroNcap

En el Salón de París, este instituto de seguridad europeo reveló aquellos sistemas que más beneficios 'científicamente comprobables' le traen al usuario.

Redacción Motor

05:00 a.m. 15 de octubre del 2010

No importa si se trata de un sistema de seguridad primario, secundario o terciario. Lo que más le interesa a EuroNcap Advanced es la disponibilidad de cualquiera de ellos en los vehículos valorados por la entidad durante las pruebas de choque.

EuroNcap Advanced es un área de este instituto de seguridad europeo dedicada a evaluar el desarrollo de nuevas tecnologías de seguridad disponibles en los vehículos, para incentivar al sector automotor mundial hacia su rápida estandarización.

La idea es no sólo motivar a las empresas a guiar sus esfuerzos hacia vehículos cada vez más modernos, sino procurar que los clientes tengan la información suficiente para escoger la mejor opción del mercado.

La evaluación se da en dos sentidos: por un lado, se trata de premiar las últimas innovaciones; por el otro, de otorgarle herramientas a EuroNcap para desarrollar nuevos protocolos e incluirlos en las pruebas de choque.

De hecho, el sistema general de evaluación está diseñado para incluir nuevas metodologías hasta el 2013, todo un reto para las marcas que están obligadas a fabricar autos cada vez más seguros.

Hasta la fecha, la interacción entre EuroNcap y los fabricantes de vehículos le ha servido al instituto para entender las tendencias en la seguridad vehicular y a las marcas para evaluar el comportamiento real de sus sistemas, tanto en pruebas de laboratorio como en la 'vida real'.


LAS TECNOLOGÍAS GANADORAS
Audi Side Assist: ayuda al conductor a cambiar de carril de forma segura. Gracias a los sensores de radar situados en el parachoques trasero, el sistema controla el tráfico en los ángulos muertos a través de un diodo luminoso. 

BMW Assist Advanced eCall: es un sistema automático de llamada de emergencia que predice la severidad probable de las lesiones de los ocupantes. Si los sensores de impacto detectan que un vehículo ha estado involucrado en un accidente, el sistema envía automáticamente una llamada al centro de emergencias de BMW y proporciona información detallada sobre el accidente.

Honda Collision Mitigation Braking System (CMBS): a velocidades menores de 15 kph, los vehículos en movimiento o parqueados en la carretera son detectados a unos 100 metros de distancia. El vehículo le advierte al conductor y si éste no reacciona, tensa los cinturones y frena abruptamente.

Mercedes-Benz Pre-Safe y Pre-Safe Brake: su función es reconocer  la inminencia de un posible accidente mediante la señal que envían en fracciones de segundo los sensores del control de estabilidad (ESP) y el servofreno de emergencia (BAS). El sistema tensa los cinturones, ajusta los asientos y cierra el techo corredizo. Al pasar el peligro, vuelve a dejar estos dispositivos como estaban.
Opel Eye: es una cámara de reconocimiento instalada en entre el parabrisas y el retrovisor interior que da información sobre los límites de velocidad que detecta en la carretera y avisa sobre cambios de carril involuntarios, a través de señales acústicas.

Peugeot Connect SOS: es un servicio de llamada de urgencia que permite, en caso de accidente, localizar el vehículo y enviar socorro. En caso de activarse los airbags o cinturones pirotécnicos, el vehículo lanza automáticamente una llamada de emergencia sin intervención del conductor.

Citroën Localized Emergency Call: se trata del mismo sistema de Peugeot, en donde el vehículo 'avisa' acera de un accidente y 'pide socorro'.

Volkswagen Lane Assist: es una cámara instalada delante del retrovisor interior que lee la carretera, y si se da cuenta de que el conductor se pasa de un carril a otro sin poner direccional, el timón ejerce una leve presión para enderezar la ruta.

Volvo City Safety: si el vehículo detecta una colisión inminente a menos de 15 kph, los frenos se cargan para responder con mayor rapidez; pero si  el conductor no frena, el carro aplica automáticamente los frenos y desconecta el acelerador para mitigar la colisión.

¿QUÉ ES EURONCAP?
Este instituto independiente les otorga a los consumidores de vehículos evaluaciones realistas e independientes acerca del comportamiento y la seguridad de los vehículos más vendidos del mercado europeo.

La historia de este instituto se remonta a los años 70, cuando diferentes gobiernos europeos empezaron a preocuparse por la seguridad vial y empezaron a evaluar aspectos de la seguridad secundaria de vehículos a través de un comité experimental de vehículos europeos, llamado EECV.

A principios de los años 90 empezaron a experimentar con pruebas de choque frontal y de protección a peatones, y en 1994 propusieron una legislación europea alrededor de la seguridad de los vehículos que no les gustó a los fabricantes, pero que se hizo realidad en 1997, cuando nació EuroNcap con el auspicio de siete países del viejo continente.

Hoy, EuroNcap es una guía única e independiente a las que tienen acceso las marcas de vehículos para desarrollar modernos dispositivos de seguridad en los nuevos diseños de vehículos.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.