Mercado automotor no frenó su caída en octubre

Se registraron ventas de vehículos nuevos y al detal en el mercado nacional por 16.250 unidades.

Redacción Motor

05:00 a.m. 20 de noviembre del 2009

Rolando Lozano y Mauricio Romero
Redacción Economía y Negocios 

Según la  compañía Econometría, eso representa una disminución de 9,2 por ciento con respecto a igual mes del año pasado, cuando se colocaron 17.895 unidades entre los compradores. 

De esa manera, este año se registran colocaciones de vehículos nuevos por 149.367 unidades, 20,2 por ciento menos que en los 10 primeros meses del año pasado, cuando sumaron 187.192. 

A diferencia de lo observado en 2006, en que el crecimiento económico favoreció la venta de vehículos nuevos y llevó a una tendencia creciente, el 2008 y el 2009 se han caracterizado por una tendencia bajista causada por el alto endeudamiento de los hogares, las restricciones en Ecuador y Venezuela y el aumento de exigencias para los créditos. 

Ni los créditos blandos de Bancóldex, la revaluación o las tasas de interés han recuperado el alicaído sector automotor que registra una disminución de 39 por ciento de la producción y 33,6 por ciento en las ventas, según indica el Dane. 

Sin embargo, los ensambladores e importadores de vehículos son optimistas y a través del Comité Automotor afirmaron que durante el presente año las ventas mensuales se han mantenido alrededor de las 15.000 unidades, por lo que puede preverse que en este mes y diciembre se comercialicen en el país cerca de 15.000 unidades más y el 2009 cierre cerca de las 180.000, tal como vienen previendo analistas y actores del sector desde hace algunos meses. 

"Calculamos que este año se venderán unos 180.000 vehículos nuevos", acertadamente predijo Santiago Chamorro, presidente de GM Colmotores, hace unos meses durante una rueda de prensa con personas del sector del biodiésel, proyección que reconfirmó el jueves pasado, durante el lanzamiento de la camioneta Captiva Sport. 

De esas 180.000 unidades que se esperan vender este año, dice Germán Camilo Calle, presidente de Sofasa-Renault, que 28.500 corresponderán a su marca, que ocupa el segundo lugar en autos comercializados en el país (detrás de Chevrolet y delante de Hyundai). 

El principal motor de las ventas en 2006 fue el comportamiento de la economía interna, que creció 6,9 por ciento y siempre va en línea recta con la venta de autos nuevos. No obstante, este año las expectativas del Producto Interno Bruto (PIB) apenas se encuentran alrededor del 0,5 por ciento. 

También consideran que el comportamiento de la tasa de cambio sí ha ayudado a contrarrestar el menor crecimiento de las ventas de carros porque este año es un poco inferior a los 2.200 por dólar, mientras que en 2006 ese promedio fue de 2.358 pesos. 

Para el próximo año -en el cual se espera que la economía colombiana crezca por encima del 2 por ciento- Econometría considera que el mercado automotor nacional retome su tendencia de largo plazo y se comercialicen alrededor de 205.000 vehículos nuevos.  

Santiago Chamorro, de GM Colmotores, es un poco más conservador respecto a esta cifra: "En el 2010 tendremos un leve repunte, lo cual es bueno para el sector, y se venderán entre 185.000 y 190.000 unidades", precisó el directivo. 

La industria automotriz tiene gran peso dentro de la Muestra Mensual Manufacturera que usa el Dane para medir el comportamiento de la industria nacional. 

Por tanto, las menores ventas de vehículos al detal de las que dan cuenta las estadísticas de Econometría han contribuido al desplome que presenta ese sector. 

Mientras que la producción de la industria colombiana cayó 7,1 por ciento en los nueve primeros meses de este año, la de vehículos descendió 36,2 por ciento; carrocerías, 15,6 por ciento; autopartes, 21,8 por ciento; otros equipos de transporte, 2,2 por ciento.  

Y se comparan las ventas totales, se observa que en su conjunto este indicador cayó en la industria nacional el 6,3 por ciento; vehículos, 33,2 por ciento; carrocerías, 14 por ciento; autopartes, 20,7 por ciento; otros equipos de transporte, 5,6 por ciento. 

A pesar de todo, hay buen mercado

A pesar de la caída que presentan en los dos últimos años las ventas de vehículos hay nuevos jugadores en el negocio de concesionarios.  

El grupo  SK Bergé -cuyos socios son la chilena Sigdo Koppers y la española Bergé Automoción- espera concretar en 2010 un proyecto postergado por la crisis mundial: el arribo al mercado colombiano. 

"Creo que (el ingreso a este mercado) podría concretarse el próximo año", aseguró Francisco Javier Errázuriz, gerente general de SK Bergé, según informó el  diario 'El Mercurio'. 

El conglomerado chileno  planea arribar como importador y asociarse con una red de concesionarios  porque considera  a Colombia un mercado atractivo para las compañías australes.

La operación en tierra cafetera se sumaría a la que SK Bergé maneja en  Argentina y Perú.  

Por su parte,  VAS Colombia, controlada por el grupo español Domingo Alonso, compró, por 6.400 millones de pesos y  a la Compañía Checa Automotriz (Checa), los derechos de distribución y la importación exclusiva de la marca Skoda para el mercado nacional. 

La adquisición amplía la presencia de al empresa ibérica en el mercado de nuestro país donde actualmente tiene en el portafolio las marcas Audi, Volkswagen Comerciales y Seat.  

Según reveló la empresa desde España, esta transacción demuestra que en épocas de crisis  hay oportunidades que se pueden aprovechar en otros mercados que tienen una situación más favorable.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.