El mercado nacional está en un buen momento para comprar carros usados

Los precios competitivos y la financiación que las marcas están ofreciendo para la compra de carro nuevo también favorecen el mercado de 'segundazos'. Conozca por qué hay buen clima para comprar usado

Redacción Motor

08:19 p.m. 25 de noviembre del 2011

  "No sé si feriarlo o quedarme con él". Es una frase que se repite una y otra vez cuando se aborda el tema de los vehículos de segunda, los cuales parecen envejecer a toda velocidad con los clasificados de prensa y los portales de Internet especializados, en donde son frecuentas las palabras 'ganga', 'poco kilometraje', 'permuta' o 'recibo en parte de pago', incluso para modelos con pocos meses de uso.

La frase, como los avisos clasificados, la pronuncian miles de colombianos que ya no saben qué hacer para colocar bien su usado por fuera de las vitrinas de reventa. "Es que muchas de esas vitrinas están dando un tiempo límite para dejar el carro en exhibición -comenta Mauricio Bustamante, propietario de un Renault Twingo con 15 mil kilómetros y dos años de uso que está vendiendo hace más de seis meses-. La última que me lo recibió, lo devolvió con la disculpa de que tenía una falla en 'no sé dónde', pero finalmente resultó que nadie preguntó por él".

Como Bustamante, muchos propietarios de vehículos antes considerados como 'rapados' no se resignan a regalarlos y aun creen que pueden sacarles unos pesos extra, cuando la realidad es otra desde hace mucho tiempo: los carros dejaron de ser bienes de capital y se convirtieron en artículos de consumo, como la nevera, el televisor o la computadora, y como aquellos, nacen, crecen y tienden a reproducirse y morir con sus dueños originales.

¿Finalmente, cómo va a ser fácil vender ese Twingo con poco kilometraje y 'casi nuevo', si constantemente Renault y otras marcas con modelos de similares características promueven precios rebajados, planes de pago cómodos y promociones puntuales en los cero kilómetros? Olor a nuevo mata auto recorrido, aun a pesar de que la depreciación es menos contundente en el segundo, que ya ha sufrido su primer bajonazo con la postura de la placa, situación que juega a favor de quien aspira a quedarse con él. 

Tanta zozobra del vendedor alrededor de qué hacer con su usado juega en favor del comprador, pues el mercado está volviendo al tradicional 'persona a persona' y alejándose del acostumbrado 'persona-vitrina-compraventero-persona': finalmente, el propietario del vehículo aspira a ganarse unos pesos más al evitar tanta intermediación y el comprador tiene una enorme oferta a sus pies de vehículos de muy buenas características y más baratos.

La plata juega a su favor
El crédito también ayuda en los negocios 'de tú a tú', simplemente porque sigue en oferta, con tasas favorables (el de consumo cuesta, en promedio, 1 por ciento mes vencido).
Muchos de los más de 18 bancos y de las 17 compañías de financiamiento que funcionan en Colombia poseen líneas especiales para vehículos, al igual que entidades especializadas del sector, como GMAC o Finandina, o los planes especiales de ahorro exclusivo para vehículos, como ChevyPlan (Chevrolet) y Plan Rombo (Renault), estos últimos apalancados en los vehículos nuevos y usados que venden sus propias vitrinas.
Hay que decir, sin embargo, que muchos de quienes publican carros en páginas como 'carroya.com' o los clasificados de EL TIEMPO son personas dedicadas al negocio de comprar y vender vehículos. Ellos son 'huesos duros de roer', pero, al igual que el dueño original, buscan mejorar la oferta de las vitrinas.

El valor del carro de segunda
¿ El segundazo cada vez se consigue más 'nuevo', gracias a la dinámica del mercado de los 0 kilómetros y al pico y placa, que lo deja guardado dos días a la semana.
¿ Incluye matrícula y depreciación porque ya salió del concesionario.
¿ Es más estable a los vaivenes del dólar que el nuevo porque el mercado del usado es menos cambiante que el del nuevo.
¿ El comprador lo valora más por el servicio que presta que por su costo.
¿ El 'golpe' de la reventa es menos duro.

Los nuevos también son usados
Al mercado del usado entrarán este año más de 320 mil vehículos adicionales de todas las gamas, colores, orígenes y servicios, lo que repercutirá, como siempre, en los precios de los 'viejos' del 2011 y anteriores. ¿Por qué? Placa atornillada, bajonazo inmediato porque el vehículo pasa a ser de segunda en segundos.
Esto favorece la adquisición de un 'casi nuevo' pues si tiene la plata, el comprador puede apuntarle a un carro matriculado de última generación, desembolsando menos de lo que pagaría por el que aguarda en las bodegas de la Zona Franca.

¿Vitrina o calle?
¿ El concesionario lo entrega con garantía sobre motor y sistema eléctrico, mientras que el dueño o el 'compraventero' no tienen el respaldo económico para hacerlo.
¿ A la hora de la retoma, la vitrina prefiere el carro que ya conoce al que no sabe nada.
¿ El comprador tiene la garantía de que es de buena procedencia y tiene su hoja de vida limpia; el de 'calle' hay que investigarlo a fondo en su mecánica y su pasado judicial, antes de firmar el cheque. 
¿ La oferta de las vitrinas de usados suele ser muy amplia para cada modelo; el carro de calle hay que buscarlo uno a uno.


Adquirir 'segundazo' tiene sus riegos
Aunque poco kilometraje es una buena carta de presentación, la hoja de vida mecánica y la del taller dan luces sobre el cuidado que ha tenido el dueño.

A medida que los vehículos van envejeciendo, sus dueños se vuelven más laxos para hacerles el mantenimiento, elegir el taller y comprarles los repuestos, especialmente si se trata de un carro de gama económica. De ahí la importancia de mirar con detenimiento no sólo el aspecto mecánico y físico del vehículo, sino su hoja de vida.

Como oferta hay mucha, lo mejor es elegir el que presente el menor número de entradas al taller y evitar aquellos que han pasado por un sinnúmero de mecánicos.

Un kilometraje acorde o menor al que establecen los cánones (a lo sumo 15 mil kilómetros anuales) es un buen indicio, al igual que el mantenimiento en talleres autorizados durante los primeros años de vida (cambio de aceite, filtros y revisiones neurálgicas).

Las reparaciones 'grandes', como motor o pintura, no deben ser motivo de alarma siempre y cuando se hayan realizado en talleres idóneos, al igual que los  mantenimientos preventivos en áreas clave del vehículo, como la suspensión, los frenos, la dirección y la sincronización.

El maltrato es identificable a primera vista porque 'el que es, no deja de ser'. Prenda las alarmas con daños como cinturones de seguridad raídos, accesorios plásticos cuarteados o mal pintados, puertas descuadradas, luces y stops en mal estado, alfombra podrida o rota, cromados oxidados, asientos chuecos o salidos de los rieles, vidrios de diferentes marcas, rines golpeados, bornes de batería oxidados, llantas con desgastes irregulares y rines golpeados.

Por el contrario, un vehículo en buen estado general, con certificado de importación original, las facturas de las entradas 'grandes' al taller, los impuestos pagos, los traspasos legalizados, el registro ante el Runt al día y el Soat vigente, pero cuyo motor esté a punto de 'sacar la mano', es muy confiable: reparar un motor es fácil y más barato que devolverle al carro su aspecto y funcionalidad originales.

Lo malo de los 'viejitos'
*Cuanto más años, menos probable conseguirles una póliza de seguros.
*La revisión técnico-mecánica, para vehículos de más de seis años de uso, es anual y no cada dos años como la que se exige para los más nuevos.
*Los motores van perdiendo su eficiencia con el paso de los años y se vuelven más y más consumidores.
*Requieren más mantenimiento que uno de modelo reciente.

Un solo dueño   
Es más fiable el vehículo con solo ha conocido un conductor que otro que ha pasado de mano en mano. Eso sí, un solo dueño, pero 'pata brava', es más nocivo que tres dueños que han ido estrictos en mantenimientos preventivos y correctivos.
No confíe en los carros 'engallados' con accesorios de mal gusto o cuya adecuación haya implicado alterar su mecánica. Déjeles estos carros a los 'gomosos'.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.