Mercedes B200, pique y comodidad para la clase ejecutiva y su familia

El Mercedes Clase B que se presentó en el pasado Salón del Automóvil de Bogotá cuesta 134 millones; es económico, brioso y brinda gran espacio a los ocupantes.

Redacción Motor

05:00 a.m. 29 de agosto del 2008

El representante de Mercedes Benz en Colombia dice que el Case B está diseñado para ejecutivos jóvenes dadas sus características de deportividad y pique; no obstante, la pinta de camioneta familiar y sus generosos espacios interiores hacen pensar que es para una pareja joven con hijos.

De cualquier manera, la B200 llega a ambos perfiles de usuario sin problema, ya que para los ejecutivos jóvenes y gomosos de la velocidad, el brío al arrancar, la maniobrabilidad y la presencia del carro son suficientes para tomar una decisión de compra, mientras que la pareja con niños encontrará espacio de sobra para irse de paseo o en viaje largo con todo el confort de un jet privado.

La B200 incorpora un motor de 2 litros turbocargado, que a la altura de Bogotá le permite pasar de los 200 kph sin esfuerzo.
Además, arranca como todo un deportivo, pues sus 193 caballos de potencia están disponibles desde muy bajas revoluciones, que le hacen ir de cero a 100 kph en menos de 8 segundos.

Incluso, si el piloto se descuida con el acelerador, en una arrancada se puede llevar un susto, pues es fácil irse encima del carro de enfrente en cuestión de milésimas de segundo. Viene con una caja automática de seis velocidades muy bien relacionada para nuestro medio, que además se puede utilizar en forma secuencial.

Si se maneja con pie suave, le puede dar muchos kilómetros por galón, incluso más de los 56 kpg en carretera que especifica el fabricante.

En cuanto a la marcha, los elementos de seguridad activa, como el control de estabilidad y los frenos ABS suministran confort y placer al manejar, más la conciencia de que va en un carro que se agarra muy bien cuando cruza.

Comodidad a bordo
El carro viene de fábrica con tapicería en tela, pero Mercedes Benz en Colombia lo entrega con silletería de cuero de excelente calidad en cuanto a materiales y acabados, que le agregan ese toque de distinción digno de cualquier Mercedes. Se manejan colores como el almendra, muy atractivo pero un poco delicado, y el gris.

La posición del motor permite ganar espacio en el interior, pues caben cinco ocupantes cómodamente sentados, sin sacrificar el espacio de carga atrás. Y si es por llevar carga larga o voluminosa, siempre está la opción de abatir los espaldares de las sillas traseras.

El carro, aunque se ve alto, no tiene ningún problema con la estabilidad en las curvas, pues el motor se encuentra muy bajo, lo cual a su vez le añade una característica de seguridad: que se desliza por debajo de la carrocería, en caso de un choque frontal fuerte.

Ya en el tema del descreste, llama la atención el techo de cristal, no corredizo, que le da sensación de mayor amplitud. Y si el sol brilla demasiado para su gusto, cuenta con una cortina para bloquear los rayos de luz que se opera de forma manual.

Como todo Mercedes, el tablero de mandos es muy atractivo, cuenta con radio CD y tiene mandos en el timón.

FICHA TÉCNICA

Motor: 2 litros, turbocargado.
Caballos de potencia: 193.
Alimentación: inyección.
Dirección: electromecánica.
Caja de cambios: automática de seis velocidades, con opción para manejo secuencial.
Frenos: de disco en las cuatro ruedas, con ABS y control electrónico de estabilidad ESP.
Accesorios: airbags delanteros y laterales, radio CD, espejos eléctricos, timón ajustable en altura y profundidad, techo de cristal y rines de aleación.
Precio: 134 millones de pesos.
 

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.