Microsoft se propuso ir a la conquista del automóvil

'Windows in the car' es la tercera alternativa que tienen los usuarios para la integración del vehículo con los teléfonos y tabletas. Apple y Google, sus rivales.

Redacción Motor

05:45 a.m. 25 de abril del 2014

La gigante Microsoft develó su arma para hacer frente a sus rivales de patio (Apple y Google) en la batalla por convertirse en el formato estándar en los futuros sistemas de infoentretenimiento del automóvil.

Windows in the car es la respuesta de Microsoft a la tendencia de la industria del automóvil, donde la mayor preocupación es la integración que debe tener el vehículo con los teléfonos inteligentes y las tabletas, pues la compañía había perdido mucho terreno frente a Google y Apple en lo que a plataformas móviles se refiere, pero poco a poco ha vuelto a conquistar este nicho tecnológico a través del desarrollo de Windows Phone, con Nokia como su principal aliado.

La idea que propone Microsoft a través de Windows in the car es similar a lo que ofrece iOS CarPlay y Open Automotive Alliance (Android). El objetivo final de estas plataformas es brindarle al usuario las mismas aplicaciones y funcionalidades que tiene en su teléfono o tableta, pero desde el vehículo.

La plataforma utiliza la tecnología MirrorLink que marcas como BMW, Ford o Peugeot ya instalan en algunos de sus coches, lo que le asegura a Microsoft un futuro prometedor con mínima necesidad de modificaciones en los actuales sistemas multimedia, ya que dicha tecnología serviría como un sistema de proyección ampliada sobre algunas aplicaciones diseñadas por esa compañía.

Por lo pronto, el gigante norteamericano no ha dado a conocer ningún acuerdo de colaboración ni fecha de implantación con las marcas automotrices, un factor que hoy juega a favor de Apple y Google, que ya tienen acuerdos con fabricantes para su comercialización y soporte.

report_error_form_error
Reporte enviado
¿Encontraste un error?
Para EL TIEMPO las observaciones sobre su contenido son importantes. Permítenos conocerlas para, si es el caso, tomar los correctivos necesarios, o darle trámite ante las instancias pertinentes dentro de EL TIEMPO Casa Editorial.